La Justicia ha inadmitido trece querellas de Vox contra rivales políticos desde el 2014

El partido de Abascal ha actuado sin éxito contra Sánchez, Rajoy, Delgado, Iglesias, Mas o Torra para judicializar la defensa de la «unidad nacional»

El presidente de VOX, Santiago Abascal
El presidente de VOX, Santiago Abascal

Madrid | Colpisa

El Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional o el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) no han admitido las trece querellas presentadas por Vox contra líderes políticos o altos cargos desde octubre del 2014 porque los hechos no constituyeron «ilícito penal alguno», según los datos aportados por estos órganos.

Las acciones fueron dirigidas contra Pedro Sánchez, Mariano Rajoy, Pablo Iglesias, Dolores Delgado, Quim Torra (hasta en tres ocasiones), Artur Mas, Carles Puigdemont o Roger Torrent, entre otros.

Ese año, la formación presidida por Santiago Abascal puso en marcha en redes sociales una campaña para defender el «ordenamiento constitucional y la unidad nacional», llamada ‘Vox te defiende’. En ella, un grupo de abogados trabajaron «de forma voluntaria para dar ideas y enfoques jurídicos», según rezaba la iniciativa, que tuvo poco impacto (apenas seis comentarios y 38 veces compartido en Facebook).

En estos cuatro años y medio, la campaña judicial tampoco ha tenido una respuesta efectiva en los tribunales cuando el partido ha liderado la acusación. Todas las querellas a líderes políticos han sido inadmitidas. Y solo en las causas del procés, su gran escaparate mediático, o contra la cúpula de los Mossos por presunta pasividad en el referéndum ilegal del 2017 (seguida por un juzgado barcelonés) han tenido un éxito parcial.

Abogados oportunistas

Los abogados de Vox fueron oportunistas y se personaron antes que nadie como acusación popular ?tras abonar las pertinentes fianzas? cuando el procedimiento penal ya estaba iniciado. Por ejemplo, a la causa del procés catalán en el Tribunal Supremo llegaron por arrastre desde el TSJC tras la querella de la Fiscalía contra la Mesa del Parlament por tramitar las «leyes de desconexión».

En cualquier caso, pese al portazo de los tribunales solo la presencia en la causa del procés justificaría la hiperactividad judicial del partido de Santiago Abascal. Y en esta estrategia se encuentra una de las razones de su irrupción electoral el pasado 28 de abril: 2,67 millones de votos y 24 diputados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Justicia ha inadmitido trece querellas de Vox contra rivales políticos desde el 2014