El aplaudido discurso de Bob Pop: «Hay ricos porque los pobres somos unos vagos»

La intervención del colaborador de «Late Motiv» se ha viralizado en las últimas horas

El incendiario discurso de Bob Pop: «Hay ricos porque los pobres somos unos vagos»

Redacción / La Voz

«Estoy on fire con una cosa hoy. España os lo cuento», aseguraba Bob Pop en su visita a Late Motiv, el programa que presenta Andreu Buenafuente en Movistar+, explicando que el motivo de su indignación era un artículo publicado sobre la entrada de Carlos de Quinto en el Congreso de la mano de Ciudadanos. «Como todo el mundo sabe, los ricos no roban, los guapos no violan... Esto es una ley matemática», comentaba irónicamente. «Cuanto más dinero tienes más lejos estás de la vida real de la gente y de entender lo que es la gente. Con lo cuál, ¿cómo vas a hacer política en eso?», añadía. «Los ricos tiene una cosa además de dinero. Los ricos tienen deudas. Pero no deudas de dinero, que algunos también, sino que deben favores. Y no hay nada más peligroso para la política que deber favores», continuaba poniendo como ejemplos a Donald Trump o Berlusconi (apuntaba Buenafuente). 

Y ahí continuaba con su incendiario discurso con una frase que a continuación explicaba: «Los ricos se han forrado por nuestra culpa. Tengo la teoría de que hay ricos porque los pobres somos unos vagos». «Nos da pereza hacer la revolución comunista y hemos dejado de ir al mercado y vamos al supermercado. Lo compramos todo en el supermercado, lo compramos todo en el mismo sitio», añadía, para decir a continuación: «Esto que te acabo de decir es mentira», dejando perplejo a Andreu Buenafuente. 

«No es verdad que seamos unos vagos, lo que pasa es que estamos muy cansadas. Estamos agotados porque el capitalismo actual es la tormenta perfecta. Nos han empujado a la precariedad, a las horas extras sin cobrarlas, los horarios imposibles. Y nos han quitado la posibilidad de tener una vida donde ir al mercado tranquilamente, y elegir en cada puesto cosas diferentes. Les hemos hecho millonarios con nuestras miserias y encima se lo tenemos que agradecer, porque es más cómodo», ponía como ejemplo. 

«Les hemos hecho millonarios con nuestras miserias. Y encima se lo tenemos que agradecer porque es más cómodo», se lamentaba. «Pero ¿qué hacemos?¿Dejamos de consumir? No podemos, Andreu, porque ese dinero de nuestro consumo sirve para que los ricos se forren y parte de su fortuna la dan a fundaciones benéficas, dotan de elementos a la sanidad pública, dan donaciones al tercer mundo...», proseguía. 

«Los ricos pagar impuestos lo justito, los menos que puedan, pero caridad hacen un rato porque una cosa es el reparto de la riqueza, que es una cosa que huele como a comunismo, y otra es la caridad. Porque dar limosna es de gente bien de toda la vida de dios», añadía. 

Su discurso sobre cómo funciona la sociedad actual, que él mismo se pregunta si está siendo «super injusto con los ricos, porque igual tengo muchos prejuicios sobre los ricos», ha tenido gran repercusión en las redes sociales. «Este muchacho, @BobPopVeTV lo ha vuelto a hacer. Hay que coger una libreta y pillar apuntes...», escribe Jordi Évole. 

No es la primera vez que Bop Pop convierte en virales sus intervenciones en Late Motiv con su particular visión de la realidad. La última vez lo hizo sentado al lado de Pedro Almódovar, cuando confesó que sufría esclerosis múltiple. «Tengo una enfermedad neuronal degenerativa que se llama esclerosis múltiple», explicó diciéndole al director manchego que en su última película, Dolor y gloria, explicaba muy bien lo que era el dolor. «Explicas muy bonito el dolor. Y hay una frase que dice el personaje de Antonio Banderas: ‘Los días que me levanto con solo una clase de dolor soy ateo´», le explicó. 

Meses atrás, con su particular sarcasmo e ironía, hizo una durísima y valiente confesión en pleno debate del juicio a La Manada. «Recuerdo una noche memorable en la que me vi yo, en pelota picada, entre los matorrales del Parque del Retiro un verano», comenzaba su relato, para terminar revelando que «alguien me violó y me desvalijó en el parque del Retiro y me dejó ahí tirado».

«Lo pasé muy mal y fue una mierda y vomité, y me dio todo mucho asco, y lloré pero al día siguiente y los siguientes días, me reía, salía con amigos, hacía cosas, porque había un subidón. Además del dolor, había un subidón porque cuando crees que te van a matar y sigues vivo, está de puta madre», añadía. 

Comentarios

El aplaudido discurso de Bob Pop: «Hay ricos porque los pobres somos unos vagos»