Giro de Italia: Sin Froome pero con mucho gallo

Hoy arranca el Giro de Italia sin la presencia del vigente ganador pero con un recorrido apasionante y sin un candidato claro a suceder al británico


Hoy arranca un Giro (Eurosport, 16:40) sin Valverde. Sin Chris Froome -actual campeón-, sin Geraint Thomas y sin Egan Bernal, la gran promesa del circuito mundial que a menos de una semana de la salida de Bolonia le dio por romperse la clavícula. Por no estar, no estará siquiera el equipo Sky. Está el Ineos Team, nuevo patrocinador de los británicos, que han pasado de hacer campaña para librar de plástico los océanos a lucir los colores de una de las multinacionales químicas más potentes. Y sin todo esto, o por todo esto, se presenta un Giro apasionante.

Si el glamour está, dicen, en el Tour, la ronda italiana sirve como refugio para la resistencia del establisment. Ningún Ineos llegará a la meta con la maglia rosa. Tendrán suerte si en Verona han logrado alzar los brazos en alguna etapa. No ganarán, pero harán perder a alguno seguro.

El protagonismo lo asume esta tropa: Miguel Ángel Superman López (Astana), Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida), De Gendt (Lotto), Simon Yates sin Adam Yates y Esteban Chaves (Mitchelton-Scott), Landa (Movistar) y Dumoulin (Sunweb). Once podios en total suman los gallos que zigzaguearán por el asfalto en la 102 edición de la carrera. De todos ellos, solo Dumoulin y Nibali, los dos locales, se han subido a lo más alto de los cajones. A la fiesta se ha sumado también Primoz Roglic (Jumbo). El esloveno solo logró ser el 58 de la edición del 2016, pero su cuarto puesto en el Tour del año pasado lo coloca entre la picota de favoritos.

Las esperanzas españolas -y toda la consiguiente presión- están puestas en Mikel Landa y el equipo Movistar. Sin Nairo Quintana, que ha elegido el Tour como objetivo prioritario, y la baja de Alejandro Valverde, el vasco buscará dar el paso adelante que todavía le queda por dar con Richard Carapaz y Andrey Amador trabajando, en principio, para él. La carrera le gusta. «El Giro supuso mi explosión como corredor. Me aportó el cambio de chip que me hacía falta», ha asegurado Landa. Luchará por no ser enterrado por sus propias expectativas. «El dorsal número uno no me pesa». Lo veremos.

3.578 kilómetros, 170 de media por etapa, tres contrarrelojes individuales y mucha montaña con tres jornadas de cinco estrellas de dificultad atravesando Los Alpes y que contará con guiños a la historia de la bicicleta italiana. Este 2019 el Giro coronará una etapa en Pinerolo, el puerto del que Fausto Coppi hizo un monumento. Se cumplen 100 años del nacimiento del corredor italiano, el hombre que se disputó la hegemonía del ciclismo mundial con Gino Bartali, una de las grandes rivalidades de la historia del deporte inmortalizada en una fotografía de ambos compartiendo un bidón en Aubisque en el Tour de 1949. A día de hoy todavía no hay unanimidad sobre quién se lo daba a quién. No habrá cariños entre mayo y junio, pero el recorrido está preparado para que sí haya épica. Mejor que cada uno administre bien su agua.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Giro de Italia: Sin Froome pero con mucho gallo