Tusk cree que hay un 30 % de posibilidades de revertir el «brexit» y apuesta por un segundo referendo

El presidente del Consejo Europeo quiere quemar todos los cartuchos: «No veo razón para capitular»


Bruselas / Corresponsal

Por si quedaban dudas de las intenciones de la UE respecto al brexit, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, volvió a insistir ayer en una entrevista concedida a varios medios europeos en la posibilidad de cerrar todas las puertas de salida al Reino Unido. ¿Cómo? Extendiendo los plazos tantas veces como haga falta. Incluso más allá del 31 de octubre, la fecha límite que se le concedió a la primera ministra, Theresa May, para preparar las maletas.

El polaco quiere quemar todos los cartuchos. «No veo razón para capitular», sostuvo antes de insistir en que el ánimo de los británicos desde el referendo de junio del 2016 ha cambiado después de desmontar las mentiras promovidas por los eurófobos en la campaña y tras poner en evidencia el fracaso del ex primer ministro David Cameron, del que no se guarda buen recuerdo ni en Bruselas ni en Londres. «El referendo tuvo lugar en el peor momento posible, es el resultado de un errado cálculo político», aseguró Tusk antes apuntar que hubo que esperar a que se consumara el desastre en las urnas para iniciar un proceso de reflexión y debate sobre un divorcio inédito en la historia de la UE.

«Hoy el resultado probablemente podría ser diferente. Paradójicamente, el brexit despertó en Gran Bretaña un movimiento pro europeo», manifestó. Pero eso pasa porque en Westminster tome forma una oposición fuerte y unida frente a los tories, algo que está lejos de producirse. El polaco apuntó que el carácter euroescéptico del líder laborista, Jeremy Corbyn, es un obstáculo.  

Cualquier medio

Si no se celebra un segundo referendo, las posibilidades de que el Reino Unido eche el freno y cancele el divorcio se reducen: «Hoy las probabilidades de que no se produzca el brexit son, en mi opinión, de entre el 20 % y el 30 %. Eso es mucho», admitió. Tusk se mostró abierto a emplear cualquier medio para evitar el escenario de ruptura. Incluso la de persuadir a los líderes para posponer de forma indefinida el brexit: «Churchill solía decir que un problema aplazado está parcialmente resuelto», argumentó.

Pero en las cancillerías europeas no todos están de acuerdo. Algunas delegaciones creen que la permanencia del Reino Unido en la UE podría obstaculizar la toma de decisiones y el camino hacia una mayor integración de los Veintisiete. Por otro lado, podría servir de ejemplo para aquellos Gobiernos rebeldes que coquetean con la idea de un referendo como medida de presión frente a Bruselas. El negociador del brexit para la Eurocámara, Guy Verhofstadt, tiene claro que, se produzca o no, el divorcio «ya ha hecho hasta ahora más daño del previsto».

Comentarios

Tusk cree que hay un 30 % de posibilidades de revertir el «brexit» y apuesta por un segundo referendo