Convierten la fábrica que hacía sandalias de un millón de dólares en una plantación de marihuana

LA VOZ REDACCIÓN / AGENCIAS

ACTUALIDAD

La plantación estaba en el interior de una fábrica abandonada en Elda
La plantación estaba en el interior de una fábrica abandonada en Elda MORELL | EFE

El detenido pretendía pagar una deuda de 47.000 euros tras aprender a producir la droga por Internet

12 may 2019 . Actualizado a las 20:38 h.

De fabricar la famosa sandalia de del millón de dólares, elaborada con 464 diamantes de Cartier y lucida en la gala de los Oscar de Hollywood en el 2002, a albergar una plantación ilegal con medio millar de plantas de marihuana recientemente desmantelada por la Policía Nacional. Eso han visto las cuatro paredes de una nave del centro de Elda (Alicante) que hasta el 2008 era una de las fábricas del calzado más lujoso del mundo, propiedad de la familia Gil Esteve-Moltó y que durante tres décadas hizo zapatos exclusivos para la prestigiosa y conocida marca Stuart Weitzman.

Los confeccionó desde la década de 1980 hasta el 2008 cuando, como le ocurrió a otras empresas del sector, la crisis económica empujó a la quiebra a esta empresa creada en su día por el fallecido empresario Antonio Gil Esteve, medalla de oro de la ciudad en 1999 a propuesta de CCOO.

Considerado el zapato más caro del mundo en el 2002, la del millón de dólares era una sandalia con un alto tacón de aguja de la talla 38 especialmente diseñada para la musa del director de cine David Lynch, la actriz mexicana Laura Elena Harring, una de las protagonistas de la cinta Mulholland Drive. Inspiradas en el pie de la Cenicienta, estas suntuosas sandalias tenían una planta interior de platino puro y 464 diamantes redondos y de pera de Cartier engarzados, que eclipsaron en la gala de los Oscar celebrada en el teatro Kodak a los vestidos de muchas de las actrices de esa edición, cuando reinó la actriz Halle Berry, con su estatuilla.