El exasesor Flynn informó a Mueller de que altos cargos trataron de obstaculizar la acción de la Justicia

El exasesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn
El exasesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn

redacción / la voz

Michael Flynn, el exasesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, dio información al fiscal especial, Robert Mueller, que estaba al frente de la investigación sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016, sobre varios altos cargos de la Administración que habrían tratado de incurrir en delitos de obstrucción a la Justicia.

Según documentos judiciales, los intentos de obstruir la pesquisa de Mueller fueron llevados a cabo por personas vinculadas a la Administración de Trump. Flynn «informó al Gobierno en varios momentos de que tanto él como sus abogados habían recibido detalles sobre personas relacionadas con la Administración o el Congreso que habrían influido tanto en su intención de cooperar como en el grado en que esa cooperación se producía», ha indicado el propio Mueller en un memorando. «Incluso proporcionó un mensaje de voz con una de estas informaciones», añadió.

Flynn se declaró culpable en diciembre del 2017 de haber mentido a los agentes del FBI en relación con sus conversaciones con Serguéi Kislyak, que era el embajador de Rusia en Washington en aquel momento. Así, decidió colaborar con el fiscal especial Robert Mueller en el marco de la pesquisa sobre la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales del 2016.

El exasesor de la Casa Blanca se convirtió en el primer funcionario de la Administración Trump, y el cuarto conectado a la campaña, en ser acusado como parte de la investigación de Mueller sobre una posible colusión entre el Gobierno ruso y miembros del equipo del ahora presidente, así como posibles obstrucciones a la Justicia y delitos financieros. 

Un muro negro con clavos

Por otra parte, según avanzó ayer The Washington Post, el presidente de Estados Unidos ya tiene sobre la mesa sus ideas para el diseño del muro que separará el país de México. Según el rotativo norteamericano, entre los proyectos que baraja Trump figura un muro pintado de negro, con muchos menos puntos de acceso, y protegido con clavos.

El mandatario también afirmó en Twitter que «todas las personas que entran ilegalmente en Estados Unidos serán sacadas del país más adelante» y reclamó el apoyo demócrata a su plan de inmigración. El jueves, Trump ya esbozó una propuesta de reforma migratoria destinada a admitir a más trabajadores cualificados y menos familiares de inmigrantes.

En este sentido, reclamó el apoyo del Partido Demócrata: «Necesitamos los votos demócratas y todo saldrá bien». Los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes y los republicanos controlan el Senado.

Comentarios

El exasesor Flynn informó a Mueller de que altos cargos trataron de obstaculizar la acción de la Justicia