El constitucionalismo cambia de caras en Cataluña 500 días después del 21D

Arrimadas (Cs) se va al Congreso; Albiol (PP), a Badalona; e Iceta (PSC) suena para el Gobierno


Redacción / la voz

El viciado Parlamento catalán, bloqueado por los intereses de los independentistas, ha expulsado de su hemiciclo a los primeros espadas de los partidos constitucionalistas 500 días después del 21D (2017). Inés Arrimadas, de Ciudadanos, y Xavier García Albiol, del PP, por diferentes motivos eso sí, abandonan la primera línea del parlamentarismo catalán. La ganadora de las elecciones autonómicas del 2017 ha sido elegida diputada en el Congreso y da el salto a Madrid para fortalecer al equipo de Albert Rivera. El popular Albiol concurre a las elecciones municipales del día 26 para volver al Ayuntamiento de Badalona. Por su parte, el líder socialista, Miquel Iceta, no se descarta para formar parte del Gobierno de Pedro Sánchez después del batacazo que le propinó el Parlamento catalán a sus aspiraciones de ser nombrado senador autonómico y presidir la Cámara Alta.

Xavier Domènech (Podem). Dimitió como diputado y volvió a la universidad.
Xavier Domènech (Podem). Dimitió como diputado y volvió a la universidad.

Mientras, en las revueltas aguas de Catalunya en Comú-Podem desde la marcha de Xavier Doménech hace meses y Elisenda Alemany -quien presentó la plataforma Soberanistes dentro del partido y abandonó el grupo parlamentario- no levantan cabeza. La nueva secretaria general, Noelia Bail, perteneció al equipo de Albano Dante Fachin y es la cuarta persona con ese cargo en tres años y medio. La presidencia del grupo es responsabilidad de Jéssica Albiach. Pero, por supuesto, es pronto para saber quién será el futuro candidato a la Generalitat.

Jèssica Albiach (Podem). Lidera un grupo convulso. Habrá primarias para elegir candidato a la Generalitat.
Jèssica Albiach (Podem). Lidera un grupo convulso. Habrá primarias para elegir candidato a la Generalitat.

A la marcha de Arrimadas y Albiol, y la no descartable de Iceta, hay que añadir que Carles Puigdemont (Junts) y Oriol Junqueras (ERC) tampoco están ya en la sede parlamentaria del parque de la Ciudadela. El único primer espada que por estos días, junto a Iceta, resiste en su escaño es Carles Riera (CUP). Por tanto, 500 días después de las elecciones catalanas del 21D del 2017, la mayoría de candidatos a la Generalitat han roto su compromiso con sus electores.

Y si, como se augura, Cataluña vuelve a las urnas este otoño, podría darse el caso de que ninguno de los presidenciables del 2017 volviesen a aspirar a ese cargo. Así pues, y a la espera de aclararse la situación del líder del PSC, la Cámara autonómica queda huérfana de aquellos políticos que de una u otra forma hicieron de muro a las pretensiones de los independentistas y que defendieron la Constitución contra viento y marea en los momentos más complicados de la reciente historia democrática.

Inés Arrimadas (Ciudadanos). Deja el Parlamento catalán para ir al Congreso.
Inés Arrimadas (Ciudadanos). Deja el Parlamento catalán para ir al Congreso.

En principio, Inés Arrimadas pasa el testigo a su fiel escudero Carlos Carrizosa, hasta ahora portavoz parlamentario y quien podría ser el aspirante a la presidencia de la Generalitat. Contundente e irónico, pero también cordial con los adversarios, este abogado apasionado del estudio de los fósiles es uno de los cerebros del discurso del partido liberal. Por su parte, la portavocía que este desempeñaba pasaría a ejercerla Lorena Roldán. Esta no es ni la mitad de conocida que la andaluza, aunque aprovechó la portavocía en el Senado y su paso por varias televisiones para aumentar el tirón mediático.]

Roldán entró en Ciudadanos apenas cuatro meses después de participar en la vía catalana por la independencia en la Diada del 2013. Trabajaba en la Diputación de Tarragona y se disculpó diciendo que se había sentido presionada. Esta licenciada en Derecho, de padre de origen andaluz y madre asturiana, sabe lo que es una sociedad dividida por el desafío independentista. Un tío suyo fue candidato de la CUP en el 2015 en un municipio de Tarragona.

Carlos Carrizosa (Ciudadanos). El hasta ahora portavoz parlamentario podría aspirar a la Generalitat.
Carlos Carrizosa (Ciudadanos). El hasta ahora portavoz parlamentario podría aspirar a la Generalitat.

Carrizosa y Roldán tendrán a partir de ahora la responsabilidad de evitar arrastrar al partido liberal hacia un descenso mayor del que ha tenido en las generales de abril. Arrimadas les deja en herencia su victoria en las autonómicas, pero también el no haber ejercido como un auténtico líder de la oposición evitando que Iceta le comiera terreno.

Miquel Iceta (PSC). Podría dar el salto al Gobierno de Pedro Sánchez.
Miquel Iceta (PSC). Podría dar el salto al Gobierno de Pedro Sánchez.

Iceta, el sostén de Sánchez

El líder del PSC, gran sostén de Pedro Sánchez, dialogante, buen orador, desenfadado y serio cuando la ocasión lo requiere, logró erigirse prácticamente en el líder de la oposición a Quim Torra. Si se incorporara al Gobierno, la sucesión probablemente recaería en la portavoz Eva Granados, aunque no se descarta que la alcaldesa de Hospitalet, Núria Marín, diese el salto al liderazgo del PSC.

Eva Granados (PSC). Ejercerá la portavocía y podría ser la candidata a la Generalitat.
Eva Granados (PSC). Ejercerá la portavocía y podría ser la candidata a la Generalitat.

Por su parte, en la casa del PP intentan recuperarse del sunami Cs y de la tormenta Vox. Alejandro Fernández, el diputado tarraconense de buena oratoria, hereda de Albiol un partido en caída libre. Fue en los plenos del 6 y 7 de septiembre del 2017 cuando sorprendió a propios y extraños con sus relevantes intervenciones, lejos de las insípidas de su predecesor.

Alejandro Fernández (PP). Este tarraconense es el relevo de Albiol.
Alejandro Fernández (PP). Este tarraconense es el relevo de Albiol.

Los líderes de ERC y Junts buscan acomodarse en Madrid y Bruselas

A la salida del Parlamento catalán de los principales referentes del constitucionalismo se añaden las del expresidente Carles Puigdemont y del exvicepresidente Oriol Junqueras. Este ha concurrido a las elecciones generales al Congreso y ambos aspiran al Europarlamento. La tercera pata del independentismo, la CUP, tampoco repetiría líder (Carles Riera) en caso de unas elecciones autonómicas tras la sentencia del Tribunal Supremo por el juicio del 1-O. Los asambleístas tienen en sus estatutos la limitación de mandatos, una legislatura para los diputados y dos para los regidores.

Carles Rieria (CUP). Los estatutos internos le impiden concurrir a otra legislatura.
Carles Rieria (CUP). Los estatutos internos le impiden concurrir a otra legislatura.

Ahora bien, si la sentencia sobre el desafío independentista fuese posterior a unas hipotéticas elecciones catalanas o bien fuese absolutoria, lo que parece improbable, Oriol Junqueras (ERC) podría volver a concurrir como candidato a la Generalitat. En caso contrario, no.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El constitucionalismo cambia de caras en Cataluña 500 días después del 21D