Las comisiones por la publicidad de Bankia llevan a Rato al banquillo

Ana Balseiro
ANA BALSEIRO LA VOZ | MADRID

ACTUALIDAD

Rodrigo Rato
Rodrigo Rato Ballesteros | Efe

Un juzgado de Madrid ha decretado la apertura de juicio oral contra el expolítico, en prisión, y le ha impuesto una fianza civil de 4,5 millones

22 may 2019 . Actualizado a las 17:37 h.

Al otrora todopoderoso Rodrigo Rato no deja de complicársele el futuro penal. Actualmente en prisión -condenado a cuatro años y medio de cárcel por el uso irregular de las tarjetas black- e inmerso en la celebración del juicio oral por la presuntamente fraudulenta salida a bolsa de Bankia, el expolítico y expresidente de la entidad financiera volverá a sentarse en el banquillo por el cobro de comisiones por la publicidad de Bankia. Así lo ha acordado el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, que hoy ha dictado el auto de apertura de juicio oral contra Rato y otra docena de acusados, por la supuesta comisión de un delito de corrupción entre particulares, en la pieza separada Publicis y Zenith, el marco del procedimiento bautizado como «caso Rato».

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para el exministro y exresponsable del Fondo Monetario Internacional (FMI), así como una multa de 2,5 millones por haber sacado «provecho económico» favorecinedo a Zenith y Publicis a cambio de comisiones por importe de dos millones de euros.

Según ha informado este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), en la misma resolución el magistrado Antonio Serrano-Arnal ha impuesto también a cada uno de los acusados una fianza para cubrir la potencial responsabilidad civil por importe de 4.522.154 euros (58,7 millones en total), advirtiéndoles de que, en caso de no depositarla, se procederá al embargo de sus bienes.