La bebé más pequeña del mundo: nació con 245 gramos y acaba de recibir el alta

Ha estado cinco meses en el hospital de California donde su madre dio a luz a las 23 semanas y tres días de gestación


la voz

Se llama Saybie y ya está en casa con sus padres. Hace cinco meses que llegó al mundo con tan solo 245 gramos. El tamaño de una manzana. 

Su madre estaba embarazada de tan solo  23 semanas y 3 días. «Fue el día más aterrador de mi vida», asegura esta mujer que ha querido contar su historia como agradecimiento al  hospital de San Diego (California, EE.UU.) donde su hija ha logrado sobrevivir, pero que quiere mantener el anonimato. «Me diagnosticaron preeclampsia y mi tensión superó los 200. Los médicos tenían que sacar al bebé inmediatamente», recuerda. 

Al padre de la pequeña le dijeron que tenía una hora para despedirse de ella, «Pero esa hora se convirtió en dos, y esas dos pasaron a ser una semana y después un mes», recuerda la madre. 

Estos cinco meses no han sido fáciles y todo el equipo médico (que ha narrado la historia de Saybie en un vídeo) se ha convertido en la familia de esta bebé milagro, como la han llamado.

«Yo quiero que sepa que, después de esto, ya no hay nada que no pueda hacer», asegura una de las enfermeras. 

Saybie ha recibido el alta: ya pesa 2,26 kilogramos y mide 40 centímetros.

Hace tan solo unos meses recibía el alta, en Japón, un bebé nacido a las 24 semanas de gestación con 268 gramos. Entonces, fue el bebé más pequeño del mundo que lograba sobrevivir a un parto prematuro. 

«En la historia de la medicina siempre han existido casos como este, con menos de 300 gramos e, incluso, un niño que nació en Estados Unidos a las 21 semanas de gestación. Pero hay que tener claro que no es la norma. Es infrecuente aunque haya casos» asegura Maribel Taboada, médico adjunto de la Unidad de Neonatología del Chuac.

La pediatra advierte de que la supervivencia sin secuelas en estas edades de las que estamos hablando (24 o 25 semanas) es excepcional y que «eso lo tiene que saber la familia. Noticias como la del de Japón claro que son muy buenas pero hay que tener en cuenta qué secuelas va a tener el paciente. La mayoría de los bebés nacidos tan pronto tienen secuelas que pueden ser desde leves a muy graves».

En España, la incidencia de nacimientos de niños prematuros es del 7% y, de ese porcentaje, el 10% (es decir, un 0,07 %) son menores de 32 semanas. «En el Hospital de A Coruña el bebé más pequeño que hemos tenido rondaba los 400 gramos y era de 24 semanas. Atendemos a unos 200 prematuros al año y menores de 32 semanas tenemos a unos 50 pacientes.» apunta Maribel Taboada.

En Galicia, casi el 90 % de los bebés prematuros sobreviven. «Hay que dejar claro que el peso y la edad gestacional son importantes pero no lo son todo. Hay muchos otros factores a tener en cuenta, factores obstétricos y fetales, y también el centro en el que tiene lugar ese nacimiento. Sus estadísticas de supervivencia» explica la neonatóloga del Hospital Materno de A Coruña.

El límite de viabilidad en España está establecido en 24 semanas y/o 500 gramos de peso pero hay muchas diferencias entre países.

«Cada vez se reaniman niños más inmaduros y existe un dilema ético para saber lo que hacer. Por eso, hoy en día es inaceptable que la familia no participe en todas las decisiones que hay que tomar», afirma la doctora Taboada.

Las Unidades Neonatales han cambiado mucho: «Están humanizadas. Las puertas siempre están abiertas para los padres, son ellos los que nos tienen que ayudar a nosotros en el cuidado de los niños. Las familias están aquí, ven los problemas que tienen sus hijos y colaboran con todo el equipo médico. A pesar de que la tecnología también ha avanzado mucho, intentamos ser lo menos agresivos posibles. Siempre fomentamos el binomio madre-hijo» explica la pediatra.

Después del nacimiento hay que ir superando el día a día. «Las primeras semanas son primordiales en su evolución, son las más críticas y nos van orientando». ¿Cuándo está listo un bebé prematuro para irse a casa? «No hay un criterio universal. Depende de cada niño pero la realidad es que se suelen ir entorno a la edad gestacional a término, es decir, entorno a las 37 semanas. En cuanto a peso, suelen estar por los 2,200 gramos. Pero hay que recalcar que el peso es lo de menos. Lo que es importante es que cuando demos el alta al niño sepamos que no va a dar problemas en casa» cuenta Maribel Taboada.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La bebé más pequeña del mundo: nació con 245 gramos y acaba de recibir el alta