Secuestra a una mujer, intenta violarla, pide 5.000 euros y es detenido en el momento del pago del rescate

El secuestrador advirtió al marido de que como avisara a la policía mataría a su esposa


Redacción

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Las Gabias (Granada) de 36 años acusado de secuestrar a una mujer, a la que intentó violar, y de exigir a su marido 5.000 euros para liberarla. La mujer, que fue liberada por la Guardia Civil y la Policía Nacional, estuvo encerrada en un local de la calle Marqués de Mondéjar de Granada, según el instituto armado, que ya detuvo al presunto secuestrador el pasado mes de febrero por un delito de agresión sexual perpetrado en Albolote (Granada).

Los hechos sucedieron entre el día 27 y la madrugada del 28 de mayo, según la Guardia Civil, que recibió, a través del servicio de emergencias 112, la llamada de un hombre denunciando que su mujer había sido secuestrada por un individuo que le pedía 5.000 euros a cambio de dejarla libre.

Según su testimonio, el secuestrador le advirtió de que como avisara a la Guardia Civil o a la Policía mataría a su esposa. Todo ocurrió cuando la mujer acudió al médico a un hospital de Granada durante la mañana del 27 de mayo y el ahora detenido se encontró con ella a la salida de la consulta y la llevó hasta un local que posee en la calle Marqués de Mondéjar.

Allí intentó abusar sexualmente de ella y, al no conseguirlo, le quitó el teléfono móvil, la maniató a una silla y la amordazó. Después se puso en contacto con el marido para exigir un rescate por ella.

Tras recibir la denuncia, los agentes acordaron con el marido de la víctima que éste se citara con el secuestrador en las inmediaciones de un conocido centro comercial de Granada para supuestamente pagar el rescate, momento en el que los guardias civiles intervendrían y lo detendrían.

Los agentes vieron llegar al presunto secuestrador, esperaron a que se dirigiera al marido para negociar el pago del rescate e irrumpieron en ese momento.

El secuestrador intentó huir con la motocicleta pero la Guardia Civil consiguió reducirlo y detenerlo. En el forcejeo con el detenido los dos agentes intervinientes resultaron heridos, según la Guardia Civil, que requirió ayuda de la Policía Nacional, quienes recibieron las llaves que el detenido llevaba encima y que eran del local donde supuestamente estaba encerrada la víctima.

Allí encontraron a la mujer, la liberaron y la trasladaron hasta la comandancia de la Guardia Civil para continuar las diligencias. La mujer había resultado herida leve con un hematoma en el tabique nasal, eritemas en cara y cuello y en ambas muñecas debido al forcejeo con su secuestrador.

Comentarios

Secuestra a una mujer, intenta violarla, pide 5.000 euros y es detenido en el momento del pago del rescate