El PP se opone a la retransmisión del juicio por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas

Afirma que la emisión «vulnera los derechos a la intimidad, a la propia imagen y al honor» del Partido Popular


Madrid / Colpisa

La representación legal del Partido Popular quiere que el juicio por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas, extesorero nacional del partido, no se retransmita en directo por los medios de comunicación. Tras la fatídica experiencia de la vista oral del caso Gürtel, cuya sentencia supuso el final del Ejecutivo de Mariano Rajoy hace un año, la defensa de los populares quiere extremar precauciones con este nuevo procedimiento. Una causa en la que el PP está formalmente acusado como persona jurídica por un delito de daños informáticos.

En un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, los abogados argumentan que no hay razones de «interés social» o «transparencia del proceso» que pudieran justificar tal medida. La reacción desde los servicios jurídicos de Génova 13 surge después de que el Gabinete de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) solicitara la emisión de las sesiones de este juicio -comenzará el próximo 14 de junio- en «aras de la transparencia judicial» y dado «el interés social» del procedimiento. 

«Vista mediática»

En esta causa están procesados la tesorera nacional Carmen Navarro, el informático José Manuel Moreno y el abogado de la formación, Alberto Durán, por su presunta responsabilidad en la destrucción «a conciencia» de los ordenadores que Bárcenas usaba en la sede del partido. Les atribuyen delitos de daños informáticos y de encubrimiento.

El PP considera en su escrito que «la verdadera motivación que parece subyacer a la petición del Gabinete de Comunicación del TSJM es la realización de un juicio mediático que ocasionaría el escarnio público de los acusados» y que «intensificaría la pena de banquillo a la que llevan sometidos desde su imputación en la presente causa», razón por la que solicita al juez que se oponga.

En concreto, afirma que la emisión «vulnera los derechos a la intimidad, a la propia imagen y al honor» del Partido Popular «y muy especialmente de su representante especialmente designado así como del resto de intervinientes, que no son políticos ni personajes públicos, sino personas anónimas que desean conservar su anonimato».

Asegura que, además, «pone en riesgo el buen funcionamiento de la Administración de Justicia y el correcto desarrollo del proceso, por el componente intimidatorio inherente a la presencia de medios audiovisuales en la sala que están retransmitiendo el juicio en directo» y «podría incluso llegar a afectar al derecho a la presunción de inocencia de los acusados» porque se generaría un «juicio paralelo» en los medios de comunicación «y en la sociedad». Para la defensa del PP, basta con la presencia de periodistas en la sala del juicio para garantizar el derecho a la información.

Comentarios

El PP se opone a la retransmisión del juicio por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas