Iglesias, cada vez más solo en Podemos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Quique García | Efe

Arrecian las críticas internas a su liderazgo y su estrategia política, aunque no hay por ahora consenso para apartarlo del cargo

07 jun 2019 . Actualizado a las 17:10 h.

Pablo Iglesias afronta este sábado un complicado Consejo Ciudadano. No solo por los malos resultados electorales, sino porque arrecian las voces críticas con su liderazgo, su estrategia y sus planes de que su sucesora sea Irene Montero.

Iglesias considera que el artículo de Ramón Espinar llamando a apartarlo es un intento de torpedear la negociación de un Gobierno de coalición. Pero Espinar no está solo. Aunque no hay una figura que concite suficiente consenso para relevarlo, Iglesias tendrá que afrontar las críticas de líderes territoriales. Pero no teme un golpe de mano para apartarlo del liderazgo. 

El germen de la crisis

Declaración de Toledo. El creciente descontento con Iglesias se empezó a fraguar en la llamada Declaración de Toledo, firmada por los secretarios generales en Castilla-La Mancha, José García Molina; Región de Murcia, Óscar Urralburu; Canarias, Noemí Santana; Asturias, Daniel Ripa; Aragón, Nacho Escartín; País Vasco, Lander Martínez; Baleares, Mae de la Concha; Comunidad Valenciana, Antonio Estañ; La Rioja, Kiko Garrido; Extremadura, Álvaro Jaén, y Navarra, Eduardo Santos. «Es la hora de cooperar y no de competir», se decía en el texto, tras la ruptura con Errejón y la dimisión de Espinar como líder en Madrid.