El PP media entre Cs y un Vox dispuesto a hacerse el «harakiri» antes de ceder al «chantaje» de Albert Rivera

Los populares reclaman aparalos egos y explorar la posibilidad de acuerdos en ayuntamientos y comunidades

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y la presidenta del PP de la Comunidad de Navarra, Ana Beltrán, participaron en la reunión con los miembros de la dirección de Vox
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y la presidenta del PP de la Comunidad de Navarra, Ana Beltrán, participaron en la reunión con los miembros de la dirección de Vox

Madrid / La Voz

Teniendo en cuenta lo mucho que costó alcanzar el acuerdo a tres bandas entre el PP, Ciudadanos y Vox que acabó posibilitando la investidura de Moreno Bonilla como presidente andaluz, todo apunta a que en esta ocasión el parto todavía será más angustioso. Los protagonistas son exactamente los mismos, pero ahora existen multitud de variantes y ramificaciones a todos los niveles y en multitud de territorios, ya que tras los resultados del 26M están en juego la gobernabilidad de un buen manojo de comunidades autónomas y ayuntamientos españoles.

Lo que parece claro es que el más interesado en que finalmente se desatasque el asunto es el PP, que como fuerza más votada lideraría esos supuestos gobiernos, de ahí su papel de mediador entre Ciudadanos y Vox. El problema es que Rivera se niega a sentarse a negociar con los de Abascal, y que estos exigen una mayor cuota de protagonismo de la que disfrutaron en Andalucía, en donde se limitaron a facilitar la renovación en la Junta a cambio del compromiso del presidente de cumplir una serie de medidas. Y en medio de este tira y afloja, el PP advirtiendo de que el tiempo apremia, ya que el próximo 15 de junio se constituyen las corporaciones locales.

«Pido que se dejen al lado los egos y miremos al futuro. Pido generosidad y que se miren casos de éxito como el andaluz para poder exportarlos a otras regiones y otros ayuntamientos», exigió ayer Teodoro García Egea. El secretario general del PP es el encargado de capitanear las negociaciones. Ayer mantuvo su primer encuentro con los representantes de Vox, una reunión celebrada en el Congreso que se alargó algo más de dos horas y media y tras la que las dos partes mostraron sus buenas sensaciones. García Egea enfrió ayer la posibilidad de que Vox entre a formar parte de los ejecutivos, aunque sin llegar a rechazarlo por completo: «Cada uno tiene que ser consciente del papel que le han dado los ciudadanos», comentó en su comparecencia.

Unos minutos antes fue el turno del portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que afirmó que no aceptarán el «chantaje» al que están siendo sometidos por parte de Cs. En este apartado, el presidente de los ultraderechistas, Santiago Abascal, advirtió en una entrevista concedida a EsRadio que antes que ceder ante la extorsión de Rivera, estarían dispuestos a practicarse «el harakiri político», insistiendo en que su formación no apoyará gobiernos en los que haya miembros de partidos que rehúsan sentarse a dialogar con ellos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PP media entre Cs y un Vox dispuesto a hacerse el «harakiri» antes de ceder al «chantaje» de Albert Rivera