Nueva York / E. La Voz

El flujo migratorio de México hacia Estados Unidos continúa mientras Donald Trump asegura que el acuerdo entre ambos países incluye más de lo anunciado oficialmente. En los últimos 40 días, más de 60.000 niños han quedado bajo custodia de las autoridades estadounidenses, según reveló el martes el secretario en funciones de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Kevin K. McAleenan, en una comparecencia ante el Comité Judicial del Senado.

«Todo el mundo sabe que un niño es un pasaporte para migrar a Estados Unidos», lamentó McAleenan, quien señaló que la actual crisis migratoria «es diferente» a todo lo visto antes debido al ‘vacío’ de las leyes migratorias. Esta cifra se suma al récord de 144.000 personas que cruzaron la frontera mexicana durante el último mes, en el que las autoridades llegaron a arrestar a 5.800 inmigrantes en un solo día y al mayor grupo jamás retenido, formado por un total de 1.036 individuos.

Esta comparecencia de McAleenan se produjo al mismo tiempo que Donald Trump exhibía ante los medios un folio con el supuesto «acuerdo secreto» sobre migración firmado con México. Las palabras del presidente norteamericano fueron rebatidas por el ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, quien descartó la existencia de puntos desconocidos y aseguró que el contenido se hará público tras la aprobación de su órgano legislativo.

La versión de Trump

Aunque Ebrard insistió este lunes que «no hay ningún acuerdo de ninguna especie que no se haya dado a conocer» y que todo lo que se pactó fue divulgado el viernes, Trump ha continuado con su versión. «Esta es una página de un acuerdo muy largo y muy bueno entre México y Estados Unidos», recalcó el mandatario. Opinó que el Gobierno mexicano no quiere hacer público todavía el acuerdo porque su contenido «tendría que someterse a [la aprobación de] su órgano legislativo».

Pero después, al ser preguntado si hay alguna circunstancia que le llevaría a revelar el contenido del acuerdo, Trump respondió que podría hacerlo, e incluso implementar el pacto, «si los números [de inmigrantes indocumentados que llegan a EE.UU. después de atravesar México] no bajan mucho», informa Efe.

La Administración Trump han intentado que México accediera a considerar el estatus de «tercer país seguro», que permitiría a Estados Unidos rechazar legalmente a los solicitantes de asilo que no hubieran pedido primero refugio en territorio mexicano. Una demanda que México ha rechazado, pero que, según el diario El Sol de México, accedería a considerarlo en caso de que el proyecto de contención migratorio fracasase en un plazo de 45 días.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, desveló que seguirán hablando «a diario» con México para implementar el citado acuerdo.

Comentarios

Estados Unidos mantiene bajo custodia a más de 60.000 niños en la frontera con México