Estados Unidos acusa a Irán del ataque a dos petroleros en el golfo de Omán

La Administración Trump sospecha que se emplearon torpedos o drones y el Gobierno iraní lo acusa de no tener pruebas

;
Retiran una mina sin explotar, adherida al casco de uno de los dos petroleros atacados en el Golfo Lo muestra un vídeo hecho público por el ejército de Estados Unidos

Washington / E. La voz

Un doble ataque este jueves a sendos petroleros en el golfo de Omán, cerca del Estrecho de Ormuz, vuelve a subir la tensión en una zona sensible para el comercio mundial de petróleo. Dos barcos, uno con bandera de las Islas Marshall y otro de Panamá, sufrieron importantes daños a primera hora de la mañana en dos ataques que se produjeron con menos de una hora de diferencia. No está claro qué originó los destrozos en los buques, aunque se baraja desde el uso de torpedos a drones. Irán se encargó del rescate de los 44 tripulantes afectados.

Estados Unidos llegó a una pronta conclusión sobre lo acontecido. El secretario de Estado, Mike Pompeo, leyó en rueda de prensa un comunicado por el que la Administración Trump responsabiliza a Irán de lo ocurrido. «Esta aseveración se fundamenta en [informaciones de los servicios de] Inteligencia, las armas utilizadas y el nivel de experiencia necesario para ejecutar la operación», aseguró Pompeo en una comparecencia en la que no admitió preguntas y no presentó prueba alguna.

Estados Unidos tampoco presentó pruebas concluyentes contra Irán sobre varios sucesos registrados en las últimas semanas, incluido el presunto sabotaje hace un mes de cuatro petroleros en la misma zona, a pesar de la convicción del propio Pompeo de que aquello fue una muestra de los «intentos de los iraníes para hacer subir el precio del petróleo».

Irán se encargó del rescate de los 44 tripulantes afectados. En la foto, el petrolero noruego «Front Altair», en llamas
Irán se encargó del rescate de los 44 tripulantes afectados. En la foto, el petrolero noruego «Front Altair», en llamas

El último ataque a dos petroleros agrava la delicada situación en la región y apunta a un incremento de la tensión entre Estados Unidos e Irán, inflamada desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y su decisión de romper el pacto nuclear con la república islámica.

La portavoz del presidente, Sarah Sanders, informó de que Trump estaba al tanto del «ataque» y que el Gobierno estadounidense «está proporcionando asistencia y continuará evaluando la situación». La V Flota de Estados Unidos informó de que habían enviado hacia el lugar del doble ataque el destructor Bainbridge para proporcionar asistencia y protección.

Negativa de Irán a dialogar

La noticia coincidió con la visita a Irán del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, que hizo entrega al ayatolá Alí Jamenéi de una nota de parte del presidente de Estados Unidos de la que se desconoce su contenido. Según recogen medios del país, Jamenéi rechazó un posible diálogo con Trump: «ni ahora ni en el futuro». Trump respondió por Twitter agradeciendo al japonés sus gestiones. Precisamente uno de los petroleros atacados es de propiedad japonesa.

El ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif, vinculó lo acontecido con la visita de Abe a Teherán. «[La palabra] sospechoso se queda corta para describir lo que probablemente ocurrió», escribió en Twitter.

El precio del barril subió de inmediato un 4 %. Por el Estrecho de Ormuz navega un tercio del petróleo que se comercializa por transporte marítimo y una quinta parte del que se consume mundialmente. Estados Unidos anunció en abril sanciones a todos los países que compren petróleo iraní.

Irán califica de sospechoso el nuevo incidente

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, calificó de «sospechoso» el supuesto ataque a dos barcos, uno de ellos al servicio de un armador japonés, en el mar de Omán, cuya tripulación ya fue rescatada y trasladada a un puerto del sur de Irán.

«Los ataques denunciados contra los petroleros relacionados con Japón ocurrieron mientras el primer ministro (japonés) Shinzo Abe se reunía con el ayatolá Ali Jameneí para mantener conversaciones extensas y amistosas», escribió en su cuenta oficial de Twitter.

Por ello, y teniendo en cuenta que algunos países acusaron a Irán de un incidente similar ocurrido el mes pasado, Zarif agregó que el término sospechoso se queda corto para «describir lo que ocurrió esta mañana» en el mar de Omán. El jefe de la diplomacia iraní volvió a insistir en que, en la actual situación de inestabilidad, el foro de diálogo regional propuesto por Irán es «imperativo».

Abe comenzó ayer una visita histórica de dos días a Irán con el objetivo de rebajar la tensión en Oriente Medio, principalmente entre Teherán y Washington. En su reunión del miércoles con el presidente iraní, Hasan Rohaní, pidió a Irán que tenga «un papel constructivo» para evitar «un choque accidental» en la región.

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, acusó este viernes a Estados Unidos y sus aliados de «sabotear la diplomacia», al responsabilizar «sin ninguna evidencia» a Irán de los ataques del jueves contra dos cargueros en el mar de Omán.

«Que EE.UU. lanzara inmediatamente acusaciones contra Irán, sin ninguna evidencia objetiva o circunstancial, solo hace más claro que el equipo B está moviéndose al plan B: sabotear la diplomacia y ocultar su terrorismo económico contra Irán», denunció Zarif en Twitter.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Estados Unidos acusa a Irán del ataque a dos petroleros en el golfo de Omán