El Grupo de Visegrado pactará para frenar a Le Pen y Salvini

Los países centroeuropeos demandan más atención en su zona

Viktor Orban, Peter Pellegrini, Mateusz Morawiecki y Andrej Babis, primeros ministros de los países del Grupo de Visegrado.
Viktor Orban, Peter Pellegrini, Mateusz Morawiecki y Andrej Babis, primeros ministros de los países del Grupo de Visegrado.

La Voz / Redacción

Los líderes de Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia se reunieron ayer en Budapest con el propósito de designar posibles candidatos a los altos cargos de la Unión Europea que serán elegidos en las próximas semanas. La coordinación de este bloque de países, conocido como Grupo de Visegrado, planteará una mayor presencia de su alianza en las instituciones comunitarias para defender sus intereses.

Concretamente, los de Visegrado no quieren que los altos puestos de la Unión sigan en manos de países del occidente continental como Francia o Alemania que, a ojos del grupo, han dominado siempre la política común y han tenido poco en cuenta a los países más afectados por la antigua Unión Soviética.

Los estados miembros deberán elegir en las próximas semanas al presidente de la Comisión Europea, al del Consejo Europeo, al del Banco Central Europeo, al de la Eurocámara y al Alto Representante de Política Exterior.

La amenaza Le Pen - Salvini

La Agrupación Nacional de Marine Le Pen y La Liga de Salvini presentaron ayer su grupo parlamentario europeo, Identidad y Democracia (ID), que pretende «revolucionar el tablero político europeo», según comentó en rueda de prensa el presidente del grupo, Marco Zanni. Una de sus premisas es devolver ciertas políticas a la soberanía parlamentaria de los Estados miembros, lo que prolongaría ese caudillismo occidentalista que señalan los de Visegrado como perjudicial para sus intereses a pesar del provecho que pudieran sacar en políticas migratorias.

El ID estará constituido por partidos de nueve países entre los que no figura Vox, que irá en coalición con los flamencos que arroparon a Carles Puigdemont cuando huyó a Bélgica.

El contrapeso eslovaco

El Grupo de Visegrado compartía hasta hace poco un punto de vista común en cuatro grandes temas: la inmigración, la pérdida de competencias cedidas a Bruselas y la pérdida de identidad nacional dentro de la Unión.

Sin embargo, la llegada de Zuzana Caputova a la presidencia eslovaca y su victoria en los comicios europeos puso un interrogante sobre si los cuatro países podrán tener un punto de vista común en esos aspectos. Caputova es socialdemócrata y europeísta, lo cual dificultará los pactos con sus vecinos populistas, que tienen otros planes.

Comentarios

El Grupo de Visegrado pactará para frenar a Le Pen y Salvini