Un preso por un crimen machista mata durante la libertad condicional a su nueva pareja en Córdoba

El hombre supuestamente acuchilló a su actual compañera antes de provocar un incendio y suicidarse

Operarios de una funeraria trasladan el cuerpo de uno de los dos fallecidos en el suceso de Córdoba
Operarios de una funeraria trasladan el cuerpo de uno de los dos fallecidos en el suceso de Córdoba

Redacción

Salvador Ramírez de 45 años era un asesino machista. En el año 2002 había acabado con la vida de su mujer en ese momento en donde residía, en la localidad gaditana de Algeciras. Amanda del Carmen Cabeza era entonces su pareja. Tenía solo 22 años y tres hijos en común. Salvador trabajaba de vigilante nocturno. Supo que ella quería separarse y no lo aceptó. Amanda murió en una bañera ahogada donde agonizó después de que su marido le rompiera la tráquea al intentar estrangularla. Dos años después, en el 2004, Ramírez fue declarado culpable de asesinato.

El hombre estuvo quince años en prisión y recientemente había logrado la libertad condicional. No regresó a Algeciras. Se fue a Córdoba y encontró una nueva pareja. Vivía con ella en un piso que había alquilado la mujer. Salvador trabajaba en un bar cercano, y todo apunta a que cuando regresó a la casa cometió un nuevo crimen machista por circunstancias que se desconocen.

A las once de la mañana del viernes los bomberos de Córdoba recibieron un aviso de los vecinos de la calle Espejo Blancas de Santa Rosa. Había una vivienda ardiendo. Cuando lograron acceder al interior y controlar el fuego se encontraron los cuerpos de un hombre y una mujer ensangrentados. Agentes de la policía científica se desplazaron hasta el lugar y comenzaron a analizar las pruebas. La principal hipótesis que se maneja es que Salvador Ramírez presuntamente mató a su actual pareja Ana Lucía da Silva, de 49 años. Luego prendió fuego a la vivienda y con la misma arma blanca puso fin a su vida.

Pendientes de la autopsia

Los dos cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Córdoba, donde se les realizará la autopsia que puede aportar más datos a un caso que se ha complicado tras el incendio registrado en la vivienda, que ha destruido un buen número de pruebas esenciales para los investigadores.

Ana Lucía da Silva era de Brasil. Tenía una hija de 16 años, que en el momento en el que ocurrieron los hechos se encontraba en el instituto. La mujer había conocido a Salvador Ramírez hace pocos meses e iniciaron una relación sentimental.

La Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres convocó mañana una concentración de protesta por este nuevo crimen machista.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un preso por un crimen machista mata durante la libertad condicional a su nueva pareja en Córdoba