La red de trata de mujeres paraguayas dio en adopción al bebé de una de ellas

La policía cierra la operación con once detenidos y trece víctimas liberadas


redacción / la voz

La Policía Nacional ha dado por desarticulada la organización dedicada a la explotación sexual de mujeres procedentes de Paraguay que operaba en Santiago. Una de las víctimas acababa de dar a luz y la propia red había gestionado una adopción ilegal del bebé para que su madre continuase ejerciendo la prostitución. La operación se ha saldado con la liberación de trece mujeres, diez de ellas paraguayas y otras de Nicaragua y Colombia, y fue realizada gracias a la cooperación con las autoridades de Paraguay. Fueron detenidas once personas, ocho en España y tres en Paraguay, y la Xunta ha asumido la tutela del bebé.

La operación policial comenzó a principios del mes de abril, cuando se detuvo a Juan Pérez Miramontes, expresidente de Xóvenes Agricultores ?sindicato agrario gallego próximo al PP que fue disuelto por un juzgado en junio del 2016?, a quien la policía atribuía el liderazgo de la trama y que fue enviado a prisión por el juez horas después de su detención.

La denuncia de una de las víctimas había propiciado el inicio de la investigación. Los agentes comprobaron que estas eran captadas en su país aprovechando su situación de vulnerabilidad económica. Viajaban a España con la promesa de trabajos muy bien remunerados en labores domésticas o en el cuidado de personas mayores, aunque a su llegada se las obligaba a ejercer la prostitución y llegaba a pagárseles un solo euro por servicio.

Para convencerlas, la organización contaba en Paraguay con dos personas encargadas de valorar a las víctimas y tratar con ellas. Una vez que conseguían captarlas, otra persona les sacaba los billetes de avión en una agencia de viajes de Ciudad del Este y les explicaba cómo debían comportarse cuando llegasen a España.

Una de las víctimas llegó a Galicia embarazada de cuatro meses. La policía cree que en cuanto el líder de la organización se enteró de ello, inició gestiones para que una familia se hiciese cargo del menor cuando naciera. Pese al embarazo, la mujer siguió siendo explotada sexualmente.

Para preparar la entrega del bebé en adopción, un hombre colombiano de 40 años se hizo pasar por pareja de la víctima reconociendo al bebé como suyo en el Registro Civil, con la finalidad de que su madre, de 60 años, se encargase de él simulando ser su abuela. Dos días después de nacer, se hizo cargo del menor su nueva familia y la víctima rechazó ocuparse de él bajo amenazas de la organización, según constata la policía. Quince días después del parto, los agentes pudieron comprobar que la víctima continuaba trabajando para la red.

La cooperación internacional ha permitido la detención simultánea de once personas, ocho en Galicia y tres en Paraguay, por diversas causas: pertenencia a grupo criminal, trata de seres humanos con fines de explotación sexual, tráfico de drogas, alteración de la condición de menor y falsedad documental. Además, se han realizado tres registros en domicilios y uno en la agencia de viajes de Paraguay, y se ha intervenido abundante documentación, teléfonos móviles y un arma de fuego. El líder de la organización y su pareja se encuentran en prisión provisional.

Iban de Paraguay a Brasil, y luego a Italia y Madrid, y desde ahí a Santiago en coche

Para evitar sospechas, las víctimas viajaban primero a Brasil, después a Italia y, desde allí, al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Una vez en la capital de España, eran recogidas por algún miembro de la red, que las trasladaba en coches de alquiler a los pisos situados en Santiago. Cuando llegaban se les retiraba el pasaporte y se les informaba de la deuda que habían contraído con la organización, normalmente 10.000 euros.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, confirmó ayer que la Policía Nacional detuvo a ocho personas en Galicia ?seis de ellas en Ourense y otras dos en Vigo? en relación con la trata de blancas, en el marco del cual también se están produciendo registros. «La operación sigue abierta y está bajo secreto de sumario, por lo que no les puedo decir nada más», aseguró Losada tras haber asistido a la toma de posesión del socialista Xosé Sánchez Bugallo en Santiago. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La red de trata de mujeres paraguayas dio en adopción al bebé de una de ellas