«Ya no soy nadie», dice Carmena tras renunciar a su acta de concejala

La exalcaldesa abandona la vida municipal tras no lograr el bastón de mando en Madrid, tal y como había anunciado en la campaña electoral

Carmena, el pasado sábado en la sesión de constitución del Ayuntamiento de Madrid
Carmena, el pasado sábado en la sesión de constitución del Ayuntamiento de Madrid

Madrid / La Voz

Puntual y madrugadora, como ha acostumbrado durante los cuatro años que comprendió su mandato al frente de la capital española, Manuela Carmena se presentó en el Registro de la Villa, antigua sede del Ayuntamiento, para formalizar la renuncia a su acta de concejala. «Yo ya no soy aquí nadie», comentó algo ruborizada ante el equipo de periodistas que hacían guardia desde las ocho esperando su entrada. «No voy a hacer declaraciones, queridos amigos. Yo aquí ya no soy nadie. Hoy aquí renuncio», comentó.

Tras resolver el papeleo en algo menos de media hora, la exalcaldesa de la capital atendió brevemente a la prensa. «No es despedida despedida. Nos vamos a seguir encontrando en muchas ocasiones en la vida», afirmó, tratando de vestir el adiós de hasta luego.

Un adiós anunciado

Carmena cedió este sábado el bastón de mando al popular José Luis Martínez-Almeida, que a pesar de contar con menos ediles que Más Madrid conquistó el palacio de Cibeles gracias a su pacto in extremis con Ciudadanos y Vox. Su renuncia a la primera línea política en caso de perder la alcaldía estaba anunciada. Los que la conocen eran plenamente conscientes de que a sus 75 años no tenía ni cuerda ni ganas para asumir cuatro años al frente de la oposición. Personas próximas a la exregidora deslizaban durante la campaña que incluso si repetía al frente del consistorio no hubiese aguantado todo el mandato. Los constantes achaques de salud que encadenó en la última etapa, en varias ocasiones derivados de accidentes domésticos que acabaron en visitas al hospital, la habían llevado a tomar la firme decisión de que, como máximo, llegaría al ecuador del mandato.

Aun así, accedió a presentarse encabezando la lista de la plataforma Más Madrid, consciente de su tirón entre los electores, mucho mayor que quien ejerció como su mano derecha y ya se preparaba para tomar el testigo como alcaldesa: Marta Higueras. Sin embargo, la gran división en la izquierda, con sus enfrentamientos con representantes de Podemos que salieron a la luz a través de varios escándalos protagonizados por los concejales más díscolos, y que tuvieron su colofón con el fichaje de Errejón para liderar la candidatura a la comunidad, también fallida, les pasaron una importante factura en las urnas, por lo que Higueras pasará a ejercer el liderazgo de la oposición.

Crisis interna

Eso siempre y cuando logre imponerse en el proceso interno que se abre en Más Madrid para el que también parece que se postulará la ya exportavoz del Ayuntamiento de la capital Rita Maestre, otra de las personas más cercanas a Carmena durante estos cuatro años. Su exigencia de contar con ella para uno de los puestos de salida en la lista electoral sin pasar por las votaciones telemáticas de Podemos acabó originando otro cisma en la formación morada.

¿Y qué va a hacer ahora Carmena? «Ya veremos», contestó, según recoge Colpisa, justo antes de pedir intimidad para comprobar la evolución de las flores de los balcones de la antigua casa consistorial. Una de sus primeras tareas será aconsejar al nuevo alcalde, con el que tiene prevista una reunión en los próximos días para tratar los temas clave del relevo.

Carmena pierde Madrid y anuncia su dimisión

La Voz

La alcaldesa de Madrid asume la derrota tras no contar con el apoyo suficiente con el PSOE para poder gobernar

La continuidad de Manuela Carmena en la alcaldía de Madrid está en el aire. Con el 96 % del escrutinio,  la candidata de Más Madrid no seguiría como regidora de la capital. A falta del recuento total, Más Madrid, la candidatura con la actual alcaldesa al frente, obtendría el respaldo del 31,21 % del electorado, y obtendría 19 concejales, pero no sumaría con los 8 del PSOE (que obtendría en la capital española el 14,18% de los votos).

La segunda fuerza será el Partido Popular, con José Luis Martínez-Almeida como rostro visible, que sufre un varapalo importante con la pérdida de 6 concejales: pasa de los 21 de las municipales del 2015 a obtener tan solo 15, con un porcentaje de votos del 23,69 %. El PP podría hacerse con la alcaldía de Madrid con el apoyo de Ciudadanos, la candidatura de Begoña Villacís obtiene el 18,91 % de los votos y 11 concejales, y de Vox, que entraría con cuatro ediles. 

Seguir leyendo

Comentarios

«Ya no soy nadie», dice Carmena tras renunciar a su acta de concejala