Pedro Sánchez se presentará «en breve» a la investidura, aunque no tenga atados todos los apoyos

Podemos persiste en su exigencia de entrar en el Gobierno

José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones y secretario de organización del PSOE
José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones y secretario de organización del PSOE

Madrid / La voz

Por el momento, la votación para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno continúa sin fecha. Pero, según ha explicado este lunes el ministro de Fomento en funciones y secretario de organización del PSOE, José Luís Ábalos, la sesión parlamentaria se celebrará «en breve». Y, aunque Sánchez no tenga atados todos los apoyos necesarios para salir airoso, seguirá adelante, para que al menos se ponga en marcha la cuenta atrás de dos meses previa a la disolución de las Cortes si, durante ese período, el Congreso no logra elegir al jefe del Ejecutivo.

«En cualquier caso, el candidato se presentará y los apoyos se decidirán en aquel momento. Uno tiene que hacer caso del mandato de las urnas, que no puedes rehuir, no puedes decepcionar, aunque algún otro lo hizo», dijo, aludiendo la espantada de Rajoy de hace unos años. Con la negativa del PP y Ciudadanos a abstenerse para desbloquear la investidura, los votos de Esquerra y Bildu serán determinantes para la reelección de Sánchez. 

Negociaciones discretas

Por lo que se refiere a las negociaciones del PSOE con el que se considera su socio preferente, Podemos, las reuniones entre los equipos negociadores del candidato a la presidencia y del que se prevé como principal apoyo del Gobierno se producen con total discreción: a puerta cerrada y sin cámaras.

De este modo, aunque parezca que todo sigue igual de estancado que hace una semana, cuando los dos líderes convinieron conformar un Gobierno «de cooperación», las reuniones que van manteniendo sus equipos registran pequeños avances de cara a firmar ese pacto sin el que se antoja imposible desbloquear la investidura. «Estamos hablando y creo que las cosas van a ir bien», avanzaba este lunes Iglesias en La Sexta.

Podemos continúa con su órdago para entrar en el Ejecutivo. Iglesias quiere varios asientos en el Consejo de Ministros, al entender que es la única forma de que el PSOE no les robe todo el protagonismo. «Creo que Pedro no va a traicionar las expectativas de mucha gente que quiere un Gobierno progresista. Los tiempos de los Ejecutivos monocolor han pasado», reiteró el secretario general de Podemos, insistiendo en que la fórmula a seguir es la de la Comunidad Valenciana, en donde el socialista Ximo Puig logró renovar la presidencia gracias a los apoyos de Podemos, que disfrutará de una vicepresidencia. «La gente espera lo mismo para el Estado», presionó Iglesias, dando continuidad a las ofensivas de la pasada semana. La portavoz Noelia Vera también añadió como requisito la derogación de la reforma laboral llevada a cabo por el PP.

Pero Sánchez no tiene nada clara la concesión de carteras a Podemos. Su oferta pasa por designar un par de ministros acordados por ambas formaciones con un perfil independiente y la integración de algún político con carné morado al frente de alguna secretaría de Estado, pero siempre bajo la supervisión de su correspondiente ministerio. «No tiene por qué ser un Gobierno de coalición», recalcó este lunes el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Pedro Sánchez se presentará «en breve» a la investidura, aunque no tenga atados todos los apoyos