Facebook y Youtube restringirán los contenidos «sensacionalistas» de salud

Las plataformas reducirán «las publicaciones con reclamos de salud exagerados y falsos»


Redacción

 Faceboook y YouTube han decidido poner límites a algunos de sus contenidos y anuncian que actuarán contra las publicaciones relacionadas con la salud que incluyan «contenido sensacionalista y engañoso» sobre tratamientos de salud falsos para enfermedades como el cáncer, según informa Europa Press. Para ello, pretenden reducir o frenar su difusión y proporcionar un contexto adicional de la información. Facebook ha actualizado el algoritmo que organiza su feed de noticias para «reducir las publicaciones con reclamos de salud exagerados y falsos», según ha informado la compañía en un comunicado. Se considera una publicación como exagerada o engañosa si, por ejemplo, recoge reclamos sensacionalistas sobre curas o terapias milagrosas de enfermedades. 

De igual manera, la red social ha actualizado su algoritmo para disminuir la difusión de «las publicaciones que intenten vender productos u otros servicios basados en reclamos de salud», como ocurre con los medicamentos que se anuncian destinados a la pérdida de peso.

Para detectar estas publicaciones, Facebook utilizará sistemas similares a los que ya emplea para otros contenidos de baja calidad, identificando frases utilizadas comúnmente en las publicaciones engañosas sobre salud para actuar de forma predictiva y mostrar estos posts más abajo en el feed.

La plataforma YouTube ha introducido también nuevas medidas para reducir la desinformación sobre temas médicos, algo que consideran «especialmente preocupante». En las búsquedas relacionadas con tratamientos contra ciertas enfermedades, YouTube ha optado por «resaltar el contenido más autorizado», mostrando paneles informativos con fuentes fiables para contrastar la información, así como reducir las recomendaciones a vídeos que puedan contener informaciones erróneas o falsas. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Facebook y Youtube restringirán los contenidos «sensacionalistas» de salud