¿Están Alejandro Sanz y Raquel Perera al borde del divorcio?

La pareja estaría atravesando una grave crisis, que no sería la primera

Alejandro Sanz y Raquel Perera, en una imagen de archivo
Alejandro Sanz y Raquel Perera, en una imagen de archivo

Redacción / La Voz

Alejandro Sanz y Raquel Perera estarían al borde de la ruptura de su matrimonio, según apunta la revista Corazón TVE, que se distribuye los domingos con La Voz de Galicia. La publicación avanza en su portada que el cantante y su aún esposa haría meses que ya no conviven juntos. Según la revista, los rumores se dispararon en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio, cuando Raquel Perera acudió ella sola a la fiesta que el matrimonio dio en su finca en Bollullos de la Mitación. El cantante tenía justificada su ausencia ya que se encontraba dando un concierto en Madrid, pero aún así, algunos comentarios que se escucharon durante la fiesta han dado pie a numerosas especulaciones acerca del momento que está atravesando el matrimonio. 

Según parece, no comparten techo desde hace tiempo, pero estarían aún en un periodo de reflexión para ver qué camino toman en su relación. La mujer, que lleva unos ocho años junto a Alejandro Sanz, se habría refugiado en sus dos hijos, Dylan y Alma. 

Ninguno de los dos ha hecho comentarios acerca de estas informaciones, siempre muy celosos de su vida personal. Pero las última publicaciones de Perera no hacen más que disparar las conjeturas. «Puestos a elegir rejas, que cada uno elija las suyas», escribía, repitiendo un hashtag que ha usado en varias publicaciones ya: #vienencosasbonitas #lavidaesbella. 

¿Hay una tercera persona?

Aunque solo hay rumores, algunos medios incluso apuntan a que la pareja se habría roto a causa de una tercera persona que habría aparecido en la vida de Alejandro Sanz, y habría provocado una nueva crisis en la pareja, que no sería la primera, pero sí una lo suficientemente grave para estar pensado en el divorcio. 

 

Melania Trump descubre por qué no es buena idea llevar un vestido blanco sin sujetador bajo un chaparrón

Martín Bastos
POOL

La lluvia y el desacertado vestuario hicieron que se marcara en exceso el pecho de la primera dama estadounidense durante las celebraciones del 4 de julio

 Melania Trump, la mujer de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, protagonizó de manera inesperada la celebración del 4 de julio. ¿Cuál fue la causa de que le robara el plano a uno de los hombres con más poder del planeta? La decisión de no llevar sujetador por debajo de un vestido blanco en el acto oficial de la celebración nacional de su país, una elección que, combinada con un chaparrón que la empapó, dio como resultado un pecho muy marcado (y bastante mojado) que hasta podría ser utilizado como símbolo del movimiento «free the nipple» (libera el pezón), lo cual puede pensarse que entra en conflicto de intereses con las posiciones conservadoras de su marido y el resto de su entorno. Mientras el magnate ensalzaba con sus palabras la grandeza de la historia americana y realizaba un discurso claramente militarista invitando a sus compatriotas a tomar partido, fotógrafos, cámaras y parte del público se percataban del desliz de la primera dama y mientras el millonario apelada al espíritu guerrero de sus compatriotas, las imágenes de su mujer comenzaban a dar la vuelta al mundo y saltaban de las secciones de política a las de corazón y moda.

Seguir leyendo

Comentarios

¿Están Alejandro Sanz y Raquel Perera al borde del divorcio?