Podemos se abre a un acuerdo programático con el PSOE pero insiste en un Gobierno de coalición

Lastra no desmiente la exigencia de la formación morada de una vicepresidencia para Iglesias e insta a Montero a sentarse a negociar


Redacción

La portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, se ha mostrado convencida de que el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, «terminará entendiendo» que no tener mayoría absoluta le obliga a negociar los equipos de su Gobierno y «más tarde o más temprano va a haber un gobierno de coalición». En una entrevista en la Ser, Montero ha mostrado la disposición de los dirigentes de la formación morada para negociar desde esta misma tarde con el candidato a la investidura un acuerdo programático pero sin renunciar a un gobierno de coalición, tras fracasar ayer la quinta reunión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias. 

«Después de la tormenta viene la calma», ha afirmado la diputada, que está convencida de que se retomarán las conversaciones para que salga adelante la investidura de Sánchez en cuanto compruebe que no va a obtener el apoyo ni del PP ni de Ciudadanos. 

Tras escuchar las palabras de Montero la vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, afirmó que intentaría concretar cuanto antes una entrevista con la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos para hablar de «un acuerdo programático, parlamentario e institucional de cara a la investidura de Pedro Sánchez»

Montero ha evitado responder de forma directa a si Pablo Iglesias le pidió a Pedro Sánchez ser vicepresidente de su Gobierno, un extremo que fuentes socialistas contaron y las moradas desmintieron. «Ojalá pudiéramos estar hablando de esta fase final de la negociación», se ha limitado a decir la portavoz parlamentaria, que ha reiterado la aspiración de formar un gobierno de coalición y ha acusado a los socialistas de «retroceder respecto a cuestiones que ya estaban acordadas». Adriana Lastra también fue interpelada sobre la misma cuestión, que ni confirmó ni desmintió. «Eso daña una negociación, es estéril. Pero si no es un problema de nombres, ¿dónde está el problema?», ha recalcado, pidiendo que Podemos se siente a hablar de un acuerdo programático y «no anteponga sus intereses partidistas».

En este sentido, ha defendido que ella como jefa de las negociaciones por parte del PSOE trata con respeto los términos de la negociación y que de «su boca no salen filtraciones».

Fiasco total de la reunión entre Sánchez e Iglesias

Fran Balado
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante su última reunión
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante su última reunión

Los socialistas acusan al líder de Podemos de exigir el puesto de vicepresidente y amenazan con elecciones el 10 de noviembre si no hay investidura en julio

Tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias se han mostrado siempre convencidos de que, a medida que se fuera acercando el debate y la votación de investidura que arranca el 22 de julio, se irían acercando sus posturas de cara a la formación de Gobierno, pero lo cierto es que, con el paso de los días, sus posiciones no hacen más que alejarse, y han pasado del enroque al cruce de reproches y acusaciones de mentir.

Tras la quinta reunión poselectoral entre el secretario general de Podemos y el candidato socialista, el primero sigue empecinado en formar un Gobierno de coalición, cuando Sánchez solo está dispuesto a permitir a gente con el carné morado la entrada al frente de secretarías y subsecretarías de Estado, pero nunca al Consejo de Ministros, en donde solo contempla el nombramiento de «independientes» designados por ambos. Pero, además, la desconfianza entre los dos líderes no hace más que crecer. En las últimas horas se han cruzado, a través de sus direcciones, reproches acusándose mutuamente de mentir, de filtrar informaciones intoxicadas a la prensa o de intentar falsear el relato ante la opinión pública.

Seguir leyendo

  

Comentarios

Podemos se abre a un acuerdo programático con el PSOE pero insiste en un Gobierno de coalición