El joven que murió atado en un centro de menores de Almería sufrió asfixia

El chico de 18 años falleció el 1 de julio tras recibir un «protocolo de contención»


Redacción

El informe preliminar de la autopsia del joven de 18 años que murió en un centro de menores de Almería recoge signos de asfixia, según avanza El País. El documento describe también las circunstancias de la muerte en el centro de Tierras de Oria (Almería) con «seis guardias jurados para contener» al chico. 

La autopsia recoge la «presencia de múltiples heridas cortantes cicatrizadas autoproducidas en dorso de brazo y antebrazo izquierdo». La aplicación del protocolo de contención quedó grabada en vídeo por una cámara sin sonido colocada en la habitación. El joven es atado de pies y manos sobre su cama, boca abajo, con los brazos y piernas en cruz y con un cinturón abdominal.

El chico, de origen marroquí, estaba «diagnosticado de TDHA (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad), consumo de sustancias y trastorno de Adaptación ansioso-depresivo», según recoge el informe.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El joven que murió atado en un centro de menores de Almería sufrió asfixia