La Fiscalía italiana recurre la puesta en libertad de Rackete

La capitana declara hoy por el presunto delito de resistencia

Carola Rackete, en el barco, antes de ser detenida
Carola Rackete, en el barco, antes de ser detenida
M. B.
Redacción / La Voz

La Fiscalía italiana presentó ayer un recurso ante el Tribunal de Casación de Italia contra la decisión judicial tomada el pasado 3 de julio de acabar con el arresto domiciliario de la capitana del buque de salvamento marítimo Sea Watch 3, la alemana Carola Rackete, procesada por introducir 40 migrantes en aguas italianas el pasado 29 de junio en contra de las órdenes de las autoridades del país.

El recurso ha sido presentado por la Fiscalía de Agrigento, un día antes de que venciera el plazo para que pudiesen apelar.

La capitana Rackete fue detenida por una patrulla marítima tras entrar en el puerto de Lampedusa con el Sea Watch 3, en el que trasladaba a inmigrantes de Libia y un juez tomó la decisión de confinarla bajo arresto domiciliario. El 3 de julio fue puesta en libertad por la jueza de Agrigento, que rechazó su detención ya que, según dijo, actuó cumpliendo el «deber» de salvar vidas en el mar.

Rackete dejaba entonces de estar acusada por entrar en el puerto italiano, aunque continuaba siendo investigada en Italia por incitar a la inmigración ilegal e incumplir las órdenes de autoridades civiles y militares. Hoy será el interrogatorio de la capitana por esta investigación, en la que se la acusa de los delitos de resistencia y de intento de provocar un naufragio, por chocar contra una patrulla de la Guardia de Finanzas (policía de fronteras italiana) cuando llegó a tierra. Ahora, la Fiscalía recurre la decisión tomada por la jueza de liberarla, lo que abre de nuevo un frente que ya parecía cerrado. 

Una guerra abierta

El pulso entre la capitana del Sea Watch y las autoridades italianas no ha cesado desde el mes pasado. A pesar de que la capitana estaba en libertad por decisión de la Justicia italiana, el viceprimer ministro del país, Matteo Salvini, quería que abandonase Italia y, por ello firmó un decreto de expulsión que la Fiscalía rechazó.

Por su parte, Carola Rackete presentó la semana pasada una querella contra el ministro por difamación agravada e instigación a delinquir. Le acusa de mantener un enfrentamiento directo a través de las redes sociales contra la oenegé y contra su persona. Salvini atacó incluso a otros países, como Francia, que apoyaron a la capitana, tras el anuncio de que el Ayuntamiento de París le otorgaría su máxima condecoración. Salvini aprovechó para calificar el gesto de «hipocresía francesa» al premiar a la capitana después de que el Gobierno galo se negase a acoger a los migrantes de su barco.

Por el momento, Rackete se encuentra en un lugar seguro a la espera de que se resuelva el proceso judicial en Italia.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Fiscalía italiana recurre la puesta en libertad de Rackete