Barnier avisa a Boris Johnson de que la UE no teme un «brexit» sin acuerdo

Rechaza renegociar el texto y aconseja al Reino Unido que se prepare para lo peor

Michel Barnier
Michel Barnier BELGA dpa Europa Press

bruselas / corresponsal

Michel Barnier no ha querido permanecer en silencio mientras los candidatos a suceder a la primera ministra británica, Theresa May, al frente del partido tory chantajean a la UE con un brexit duro para ganarse el favor de sus 160.000 militantes, quienes elegirán a su nuevo líder el próximo martes 23.

El francés ha lanzado dardos a los dos contendientes. El más afilado, hacia Boris Johnson. El conservador del ala dura lleva semanas amenazando a Bruselas con una salida abrupta para conseguir ablandar a los negociadores, reabrir un acuerdo sellado a cal y canto y borrar de un plumazo la referencia a la salvaguarda irlandesa que garantiza la permanencia del Reino Unido en la Unión Aduanera y el mercado único, cumpliendo sus reglas, si no encuentran una solución para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas. El británico deslizó a principios de mes que estaban «listos» para irse el próximo 31 de octubre: «Es crucial que nuestros socios lo vean. Tienen que mirarnos profundamente a los ojos y pensar: ¡Dios mío, los británicos se van a ir realmente y se van a ir en esos términos!».

Su actitud, arrogante e irrespetuosa, fue contrarrestada por Barnier, quien en declaraciones a la BBC, advirtió al Reino Unido de que la UE no entrará en esos juegos: «Tendrán que hacer frente a las consecuencias» de dar marcha atrás al acuerdo, deslizó el galo, para quien solo hay una opción sobre la mesa: el acuerdo negociado por Theresa May. No habrá una oferta mejor para una salida ordenada.

El negociador europeo se mostró implacable con la estrategia de chantaje y amedrentamiento de Johnson, a quien dejó claro que la UE no será su rehén: «Creo que la parte británica, que es competente, está bien informada y sabe el modo en el que trabaja la UE, conoce desde el principio que nunca nos hemos dejado impresionar por ese tipo de amenazas (…) No es útil emplearlas», dijo, afeando la actitud de quienes instrumentalizan y se alimentan del miedo al brexit para sacar rédito político.

El otro contendiente, Jeremy Hunt, trató de justificar el «riesgo real» de que se produzca un divorcio sin acuerdo, algo que, según Barnier, May nunca explotó. La premier, ahora vista con ojos más indulgentes en Bruselas, entregará el miércoles 24 las llaves de Downing Street al vencedor de las primarias. Y lo hará después de manifestar su preocupación por la polarización del país y el estado de la política británica, en desintegración.

Momento de cambios

El relevo se produce en un momento de máxima inestabilidad. Con el Reino Unido descabezado, rodeado de incertidumbre en torno a la estrategia política de sus potenciales primeros ministros y con una Comisión Europea en plena transición de poderes. Aunque la futura presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, se ha mostrado abierta a posponer de nuevo la fecha de salida de los británicos, multitud de cancillerías se han manifestado reacias a dar más tiempo a Londres si no es para celebrar elecciones o convocar un nuevo referendo en torno al acuerdo del brexit.

Muchas cancillerías europeas se oponen a la posibilidad de dar más tiempo a Londres «Es momento de que toméis una decisión. Creo que hemos sido extremadamente pacientes (…) Por favor, decidnos si os queréis quedar o salir. Si os queréis ir, tenéis dos opciones, o salir con el acuerdo que está sobre la mesa o sin acuerdo. Ambas tienen consecuencias», les recordó a los británicos la exministra francesa de Asuntos Europeos y eurodiputada, Nathalie Loiseau.

Comentarios

Barnier avisa a Boris Johnson de que la UE no teme un «brexit» sin acuerdo