Bomba de insulina, protésis y resonancia: La tecnología que dejó el programa Apolo

Al margen de la hazaña, las misiones a la Luna sirvieron para desarrollar tecnologías que hacen más cómoda la vida y que son fundamentales en el campo de la medicina


Astrofísico y comunicador científico

De las misiones a la Luna nos trajimos 382 kilogramos en rocas lunares, que han disparado nuestro conocimiento del satélite, pero lo más importante está en lo que es difícil de pesar, la difícilmente medible huella en ciencia y la tecnología que hubo que inventar y que ahora disfrutamos en nuestro día a día.

Hay tecnologías que salvan nuestras vidas. Un buen ejemplo es la resonancia magnética nuclear, uno de los sistemas de diagnóstico médico más empleado. El software que permite generar las imágenes en estos aparatos utiliza el sistema de procesamiento de imagen desarrollado por la NASA para las imágenes del satélite LandSat.

Suela zapatillas. Son una herencia de las botas de los astronautas, que se diseñaron para pisar la superficie de la Luna con seguridad
Suela zapatillas. Son una herencia de las botas de los astronautas, que se diseñaron para pisar la superficie de la Luna con seguridad

Pero la aportación de los satélites no solo es indirecta, sino que han salvado innumerables vidas de forma directa, prediciendo tempestades y sequías o ayudando en caso de emergencia. Solo los satélites de salvamento de la red Sarsat salvaron 750 almas en los años ochenta. Hoy no dudamos del cambio climático, el gran desafío medioambiental de nuestra era. Para controlarlo y encontrar una solución necesitaremos de la ayuda de muchos satélites científicos y sus datos serán clave para atajar la crisis climática. La lista de inventos sigue: la bomba de insulina para diabéticos, prótesis de piernas con tecnología de brazos robóticos de naves espaciales, mantas térmicas metálicas para emergencias, aislantes en ropa de seguridad, el detector de humo regulable.

Colchones. Los que recuperan la forma se crearon con la espuma que se usa para los asientos de la tripulación, diseñados para la aceleración del despegue
Colchones. Los que recuperan la forma se crearon con la espuma que se usa para los asientos de la tripulación, diseñados para la aceleración del despegue

Otros inventos mejoran nuestra vida y la hacen más cómoda. Los colchones que recuperan la forma vienen de la espuma que se usa para los asientos de las tripulaciones, diseñados para soportar la gran aceleración que sufren en el despegue. La suela de las zapatillas de deporte son una herencia de las botas de los astronautas, tanto la espuma como los amortiguadores internos se desarrollaron para pisar la Luna con seguridad. Las cámaras de los teléfonos móviles funcionan gracias al chip CMOS de captura de imagen, una mejora de los sistemas anteriores que la NASA hizo para las cámaras de las sondas espaciales que van a otros planetas. La tecnología diseñada para evitar roturas en los visores de los cascos de los astronautas está en la mayoría de gafas haciéndolas más duraderas. La señal de los satélites GPS para el navegador de los coches, aislantes en prendas térmicas, la bomba de los aspiradores de mano.

Resonancia Magnética Nuclear. Es una tecnología médica fundamental. El software que genera las imágenes usa el sistema de la Nasa para el satélite Landsat
Resonancia Magnética Nuclear. Es una tecnología médica fundamental. El software que genera las imágenes usa el sistema de la Nasa para el satélite Landsat

Los avances que nos llegan del espacio son incuestionables. No hay duda de que por cada euro invertido vuelven varios en forma de tecnología, el problema es que la aplicación de los nuevos descubrimientos es muy lenta y tardan décadas en verse en los productos de consumo.

Pero quizás lo más importante es que explorar el espacio también nos hace soñar, fomenta vocaciones científicas haciendo que niñas se disfracen de astronautas, estudiantes de último curso de secundaria elijan una carrera de ciencias y un país se sienta orgulloso de su ciencia y de tener un programa espacial. Si imaginamos por un momento perder todas las tecnologías e inventos, nos acercaremos a la respuesta de por qué merece la pena el esfuerzo de ir al espacio y como al final el retorno acaba por salvar y mejorar nuestras vidas.

Comentarios

Bomba de insulina, protésis y resonancia: La tecnología que dejó el programa Apolo