Iglesias, a Sánchez: «No se puede negociar en 48 horas lo que no se hizo en 80 días»

El líder de Unidas Podemos exigió respeto a su partido e hizo una oferta final, que fue desechada por el PSOE

Iglesias, junto a Jaume Asens, durante la sesión de investidura, fallida de nuevo, de Pedro Sánchez este jueves
Iglesias, junto a Jaume Asens, durante la sesión de investidura, fallida de nuevo, de Pedro Sánchez este jueves

REDACCIÓN

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, empleó en la tribuna del Congreso su tono más moderado a pesar de los duros reproches lanzados minutos antes por Pedro Sánchez. Le pidió respeto para su formación, pero se descolgó con una propuesta de última hora para intentar girar su voto de abstención a sí: «Le digo lo que me ha dicho un alto dirigente socialista tras oír su discurso. No le pido ministerios, le pido que nos ceda las competencias sobre las políticas activas de empleo»

Pablo Iglesias, que recuperó su antigua estética con vaqueros y camisa de cuadros, le recordó a Sánchez que «aún hay tiempo para seguir negociando un gobierno de coalición». Y lanzó un desafío al presidente en funciones: «No lleve a los españoles a unas nuevas elecciones».

Iglesias también tuvo tiempo para recordar las renuncias de su formación en busca de un acuerdo, tanto a los puntos más radicales de su programa social como la cesión de la gestión del desafío independentista catalán al líder socialista. Incluso su propia renuncia, «por un veto a mi persona, algo nunca antes visto». «Lo que pasa es que no podemos negociar en 48 horas lo que no se hizo en 80 días», lamentó.

El responsable de la formación morada también quiso aprovechar la tribuna del Congreso para denunciar lo que, a su juicio, fueron unas malas prácticas por parte del PSOE. «No se puede ser tan cutre como para cambiar una palabra en un documento», dijo tras acusar a la vicepresidenta Carmen Calvo de filtrar el texto con las exigencias de su formación. 

Comentarios

Iglesias, a Sánchez: «No se puede negociar en 48 horas lo que no se hizo en 80 días»