Todas las claves para que el teléfono móvil sustituya a tu monedero

Cada vez crecen más en España los usuarios que pagan a través del teléfono


La Voz / Redacción

Cada vez es más común ver en muchos establecimientos a personas que pagan con el móvil. Siempre a mano, lleva menos tiempo que pagar en efectivo y esperar por el cambio o incluso con tarjeta. Un informe realizado por Universalpay resalta que el 43,5 % de los comercios considera que esta será la modalidad de pago más utilizada en el 2020, sobre todo si se tiene en cuenta que en países como China ya lo usa más del 30 % de los consumidores, el doble que en España.

Estas con las claves que hay que saber para que el teléfono sustituya también al monedero.

¿Es fácil de usar?

Sí. Su funcionamiento es muy similar al de una tarjeta, con la ventaja de que el móvil se lleva habitualmente en la mano o en un bolsillo de fácil acceso. Solo hay que acercar el dispositivo al terminal de cobro y listo. Lo único que se necesita es instalar una aplicación a la que vincular una tarjeta.

¿Es seguro?

El riesgo cero no existe, pero los pagos con el móvil son de los más seguros en la actualidad. El número de las tarjetas está cifrado dentro del dispositivo. Además, con este uso se evitan fraudes como la clonación de tarjetas. ¿El motivo? En los pagos nunca se ve el número de la tarjeta real. Algunas aplicaciones usan una virtual, mientras que otras nombran cada operación con una numeración única encriptada. Así, los datos bancarios del consumidor nunca quedan almacenados en ningún servidor, por lo que no existe el riesgo de que los hackers puedan acceder a ellos.

¿Sirve cualquier móvil?

El smartphone debe contar con la tecnología NFC (Near Field Comunnication), una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite conexiones entre dispositivos con solo acercarlos. A partir de ahí todo dependerá del sistema operativo del móvil. Si se posee un dispositivo con Ios, los modelos incorporan esta función a partir del iPhone 6, aunque en ese caso solo se puede pagar con la aplicación Apple Pay. En las actualizaciones a partir de la número once, la compañía ya permite usar otras aplicaciones.

En el caso de Android lo primero que hay que hacer es comprobar en el teléfono que se dispone del NFC, para activarla en caso de que no lo esté. A continuación basta con descargarse una de las numerosas aplicaciones disponibles para poder pagar. En los teléfonos de última generación ya vienen preinstaladas, como ocurre con Samsung o Google Pay.

¿Puedo pagar en cualquier sitio?

No. El establecimiento debe tener un terminal con opción contactless. Cada vez los hay en más lugares, pero aún quedan tiendas en las que aún no los tienen. Ahí no se puede hacer los abonos con el móvil.

¿Y si pierdo el teléfono?

Pues si el smartphone tiene bloqueo, bien sea numérico, o con huella dactilar o reconocimiento facial, es prácticamente imposible que puedan pagar con él. Los expertos recomiendan que las apps cuenten también con medidas de seguridad similares para proteger aún más los pagos que se hagan a través de la vía telefónica.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Todas las claves para que el teléfono móvil sustituya a tu monedero