Sánchez busca apoyos para atraer a Podemos a un acuerdo sin coalición

El presidente en funciones ha arrancado una ronda de contactos con colectivos sociales


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha empezado a reunirse con colectivos de la sociedad civil para elaborar con ellos una propuesta programática y, posteriormente, presentársela a Unidas Podemos para intentar alcanzar con ellos un acuerdo de gobierno «a la portuguesa», es decir, en el que la formación morada apoye al Gobierno desde fuera.

;
El PSOE sigue apostando por un gobierno en solitario con el apoyo externo de Podemos Toma fuerza el escenario de unas nuevas elecciones.

Así lo ha avanzado el propio Sánchez en una carta dirigida a la militancia del PSOE, recogida por Europa Press. «Queremos construir Gobierno», afirma, y para ello se reunirá con colectivos como asociaciones feministas, ecologistas, agentes sociales y agrupaciones del tercer sector «para que puedan colaborar en la creación de un espacio común para alcanzar un Gobierno progresista».

Su objetivo es que alcanzar con Unidas Podemos «un acuerdo decarácter programático vinculado con la sociedad civil» que se materialice siguiendo el modelo de Portugal o de Dinamarca, donde «gobiernan partidos socialdemócratas como fuerzas más votadas pero contando con el apoyo externo de fuerzas progresistas».

Así, dice, «garantizan no sólo la estabilidad política, sino también el cumplimiento de un programa de gobierno consensuado desde la izquierda». Sánchez se muestra convencido de que ésta «es una fórmula útil para abordar los retos que tiene por delante» el país y «la mejor alternativa al bloqueo en el que otros actores, de forma irresponsable, están decididos a mantener a España».

Ronda de contactos con los partidos políticos

Pedro Sánchez tiene previsto iniciar «en breve» una nueva ronda de contactos con los principales partidos políticos en la busca de apoyos para sondear la posibilidad de una nueva investidura. Así lo aseguró este miércoles en una entrevista televisiva la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá. «Digo en breve porque la agenda la decide el presidente», puntualizó. «Es conveniente -continuó- dejar unos días para la reflexión correspondiente y para que las fuerzas políticas aclaren sus ideas». Celaá no es partidaria de repetir la fórmula e ir al Congreso sin contar con los apoyos necesarios para formar Gobierno. «Si no hay agua en la piscina no creo que merezca la pena pasar de nuevo por una sesión de investidura. Es mi opinión, obviamente sometida a mejor consideración por parte del PSOE, que tiene su propia Ejecutiva y puede llegar a determinar otra cosa», afirmó. La ministra portavoz, una vez más, pidió a PP y Ciudadanos su abstención si se intentase de nuevo investir a Sánchez. Cs, ante la posibilidad de que se inicie una nueva ronda de contactos, ya adelantó que no se reunirá con el candidato a presidente, como ya ocurrió en la fallida sesión de investidura.

Tampoco se ha movido de su postura el PP. Ayer, la nueva portavoz del grupo popular, Cayetana Álvarez de Toledo, que reconoció que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, no le ha felicitado por su nuevo cargo, insistió en que es preferible volver a las urnas que formar un Gobierno «nacional-populista», apoyado por separatistas, «presuntos delincuentes y filoterroristas».

 Chantaje a los barones

Respecto a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha recordado que el Gobierno de Pedro Sánchez presentó un «magnífico» proyecto presupuestario acordado con Unidas Podemos que «devolvía la atmósfera social a la vida cotidiana», si bien este no se abrió camino porque «jamás se pactó con fuerzas independentistas», lo que demuestra que los «vaticinios de la derecha» eran «mentiras». Por ello, ha pedido «responsabilidad» a las formaciones de la oposición para facilitar la investidura en septiembre y permitir tramitar nuevamente el proyecto de Presupuestos para que vea la luz.

«Es una situación desgraciada, no beneficia a nadie, al primero al conjunto de la sociedad y [la incertidumbre política] no es un estímulo para la economía», ha enfatizado Montero, quien ha defendido que el Gobierno ha hecho un esfuerzo «ímprobo» para sacar adelante las nuevas cuentas en el Congreso y ahora «los ciudadanos tienen que tomar nota y exigirle a la oposición que haga su tarea». En todo caso, ha aseverado que el Ejecutivo está «en condiciones» de volver a presentar las cuentas en el momento en que se conforme el Gobierno.

Actualmente permanecen en vigor los Presupuestos de 2018 aprobados por el Gobierno del PP de Mariano Rajoy y precisamente este miércoles finalizaba el plazo para presentar en tiempo el límite de gasto no financiero (techo de gasto) para las cuentas del 2020, que podrían no ver la luz y continuar por tanto la prórroga de las cuentas de 2018 si finalmente en septiembre no vuelve a prosperar la investidura de Sánchez.

4.700 millones pendientes para las autonomías 

Preguntada sobre la imposibilidad de actualizar las entregas, que supondrá unos ingresos de alrededor de 4.700 millones para las comunidades autónomas, Montero ha asegurado que es «urgente» actualizar estos pagos, si bien ha explicado que no se puede realizar con un Gobierno en funciones, por lo que cree que se trata de un elemento más para que la oposición recapacite. De esta cantidad, 700 millones corresponden a la Xunta, como le recordó el pasado partes en A Coruña el presidente Feijoo a la ministra.

Además, Montero ha afeado a algunas comunidades autónomas gobernadas por el PP que con su voto negativo para la formación de Gobierno y el rechazo a los Presupuestos hayan negado a sus propias regiones más dinero para sanidad y educación. «Tengo todo el interés por resolver esta situación, pero no está en mis manos con un Gobierno en funciones. Espero que cuanto antes podamos contar con un nuevo Gobierno para actualizar las entregas a cuenta», ha añadido.

La ministra de Hacienda en funciones ha indicado que la repetición de elecciones dependerá de la postura del resto de formaciones en la nueva votación de investidura en septiembre, mientras tanto ha asegurado que Sánchez contactará desde estos días con todos los grupos para explorar vías que permitan alcanzar un acuerdo programático con Unidas Podemos y la abstención de PP y Cs, ya que «no es bueno que el Gobierno de España esté en manos de independentistas».

El PP insiste en que no se abstendrá en una nueva investidura de Sánchez

La Voz
El nuevo vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Montesinos
El nuevo vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Montesinos

«Los socialistas ya eligieron a sus socios de viajes y Navarra es la prueba», afirma Pablo Montesinos, vicesecretario de Comunicación

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Montesinos, ha lamentado este jueves que el PSOE vaya a aceptar ser investido para el gobierno navarro con los votos de EH Bildu y ha asegurado que los socialistas ya eligieron «a sus socios de viaje, Navarra es la prueba del algodón».

En declaraciones a Antena 3, Montesinos ha vuelto a rechazar la posibilidad de que el PP se abstenga para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y ha afirmado que el PSOE «hoy mismo está dejando claro quiénes son sus aliados», en alusión al pleno que comenzará esta tarde para investir a María Chivite (PSN)..

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Sánchez busca apoyos para atraer a Podemos a un acuerdo sin coalición