Netflix reducirá el número de escenas con personajes fumando tabaco

Andrea Presedo
andrea presedo REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Imagen de  The Other Side Of The Wind
Imagen de The Other Side Of The Wind Courtesy of NETFLIX

Un informe revela que en el último año se triplicaron las escenas con fumadores

04 ago 2019 . Actualizado a las 08:59 h.

El tabaco está tan normalizado en el mundo audiovisual que no llama la atención ver tramas en las que los personajes fuman de forma asidua. Stranger Things es una de las series de plataformas que tiene más escenas donde esta sustancia está presente. Según un informe de la organización estadounidense Truth Iniciative, los cigarrillos en esa producción aparecieron un total de 444 veces desde el estreno de la primera temporada, es decir, a lo largo de 25 capítulos.

El estudio no se centra únicamente en esta serie, sino que amplía la investigación a cinco producciones más de esta plataforma -House of Cards, Unbreakable Kimmy Schmidt, Orange is the New Black, Fuller House y Daredevil-, comparadas con seis que se emiten en la televisión convencional -The Walking Dead, Modern Family, Bones, Pretty Little Liars, Once Upon a Time, American Horror Story y The Big Bang Theory. Los resultados revelaron que no solo la presencia de tabaco es mucho mayor en Netflix, sino que el número de apariciones se había triplicado de un año a otro en la plataforma. En el caso de la televisión también aumentaron esas escenas, pero en menor medida.

Efectos en la juventud

Adolescentes y jóvenes adultos son los perfiles de población que más series consumen, tanto de plataformas on-line como de la televisión convencional. Según denuncia el informe de Truth Iniciative, la cifra de afectados por la continua exposición de escenas con cigarrillos asciende a 28 millones. Sobre esto, el departamento de servicios de salud de EE.UU. dice que se trata de un problema de salud pública porque «ver tabaco en uso en las pantallas de entretenimiento es un factor crítico que se asocia con que la gente joven pueda empezar a fumar». El Pew Reasearch Center corrobora esta idea y añade que el «binge-watching», es decir, el consumo de series en forma de maratón, podría incrementar los efectos negativos producidos por el impacto visual de dicha sustancia.