La cumbre de famosos contra el cambio climático emite miles de toneladas de dióxido de carbono

Alrededor de trescientas personalidades llegaron hasta Sicilia en una flota de aviones y yates privados


El Google Camp, que organizan los dueños del gigante tecnológico, Larry Page y Sergey Brin, es una reunión anual a la que acuden algunas de las personas más influyentes del mundo, una especie de alternativa al club Bilderberg. El encuentro de este año se celebró hace unos días en Sicilia, y el tema principal a debatir era el cambio climático.

A pesar del extremo secretismo se han filtrado algunos nombres que estaban en la lista de invitados: Leonardo DiCaprio, reconocido activista medioambiental, el príncipe Carlos de Inglaterra, que ha confesado recientemente que solo tendrá dos hijos por la crisis climática, o el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, entre otros muchos.

Pero la cita ha terminado siendo parte del problema y no de la solución. Hasta la isla italiana se trasladó un ejército entero de aviones y yates privados. Los famosos no están para compartir transporte y eso se paga caro. El coste estimado de esta opulenta cumbre, en la que actuó la cantante Rosalía, se aproxima a los veinte millones de dólares. Más elevada ha sido la factura medioambiental. Los 114 vuelos registrados han generado una huella de carbono de 100.000 kilos de CO2 que han ido a parar a la atmósfera. El transporte aéreo contamina veinte veces más que el tren y representa el 2 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

El movimiento «flygskam»

Este polémico encuentro de millonarios contra el calentamiento global coincide con el viaje que la joven activista sueca Greta Thunberg ha emprendido recientemente para cruzar el Atlántico en el barco de la familia real de Mónaco para asistir a la cumbre del clima en Nueva York del próximo 23 de septiembre. Ella sí predica con el ejemplo, no como sus correligionarios más famosos.

El rechazo de Thunberg a los aviones está motivando a otros muchos jóvenes. En Suecia se habla ya abiertamente del fenómeno flyghkam, que significa «vergüenza a volar». El número de pasajeros en el país escandinavo se ha reducido en un 8 % en el último año, según la organización WWF.

Cada 0,86 segundos un avión despega. Países como Francia proponen un impuesto de hasta 18 euros por vuelo. La tasa entrará en vigor en el 2020 y recaudará unos 180 millones de euros al año, que se invertirán en nuevas infraestructuras de transporte, en particular en el ferrocarril.

¿Quieres cambiar el mundo? Pues esto es lo que debes comer

Xavier Fonseca

La ONU ofrece las claves para actuar de forma individual contra el cambio climático. Una científica que participó en el informe del IPCC recomienda un cambio en la dieta

El informe especial Suelo y seguridad alimentaria publicado por Naciones Unidas a través del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) es histórico por múltiples motivos. Por fin una publicación incluye a todos los equipos de trabajo del IPCC sobre un asunto tan importante y poco atendido como la alimentación. «La mitad de la tierra libre de hielo se usa para la producción y el consumo de alimentos. Los que llevamos años investigando sobre el impacto de la agricultura sabemos que representa un sector clave pero poco visible a pesar de que es responsable del 37 % de la emisiones globales de gases de efecto invernadero», reconoce Marta Guadalupe Rivera, una de las autoras principales del estudio.

Seguir leyendo

Comentarios

La cumbre de famosos contra el cambio climático emite miles de toneladas de dióxido de carbono