Conduce 14 kilómetros en sentido contrario por la autovía A-55 para fugarse de la policía

El detenido por la Policía Nacional de Vigo se estrelló contra un vehículo de la Guardia Civil dejando dos agentes heridos leves


Vigo

La Policía Nacional de Vigo detuvo en la madrugada de este miércoles a un conductor tras protagonizar una espectacular fuga por la autovía A-55, por la que llegó a circular unos 14 kilómetros en dirección contraria. Los hechos ocurrieron de madrugada, cuando el conductor se encontraba en un semáforo de la avenida de Madrid, en el cruce del Seminario.

Sobre las 03.00 horas una patrulla se acercó al Renault Clio del detenido y el conductor aceleró y se saltó todos los semáforos, cruzando los cuatro carriles de entrada y salida a Vigo para comenzar su huida por la A-55 en dirección a O Porriño. Justo en ese momento un vehículo que se incorporaba a la ciudad tuvo que frenar bruscamente para no impactar con el fugado.

Inmediatamente la unidad policial comenzó su persecución indicando al conductor que parara, pero este respondió acelerando y circulando en zigzag para evitar que la patrulla le rebasase.

A la altura del hospital Meixoeiro, el conductor se salió de la autovía en su escapada y estuvo muy cerca de colisionar con uno de los vehículos policiales que le perseguían. Volvió a la carretera con un giro prohibido y retomó su fuga. En este momento la patrulla de la Policía Nacional reclamó la colaboración de más dotaciones de la Policía Local de Vigo y de la Guardia Civil.

En su huida el conductor intentaba colisionar con los vehículos de la policía que le perseguían. Durante la fuga los distintos cuerpos policiales se coordinaron para cortar todos las posibles vías de escape del conductor temerario. Esto lo obligó a dar un giro temerario para poner rumbo a Vigo en dirección contraria. En ese momento el tráfico por la autovía ya había sido cortado, pero aún quedaban unos cuantos vehículos en el tramo en el que circulaba el fugado. El conductor se cruzó por lo menos con cuatro y estuvo cerca de colisionar con una furgoneta que circulaba en dirección contraria a la del temerario.

Al llegar a uno de los controles, en la salida Segade - Bembrive de la A-55, después de 14 kilómetros en dirección contraria, el fugado se encontró con un control de la Guardia Civil. Lejos de frenar, el conductor aceleró y colisionó con el vehículo de la Guardia Civil dejando dos agentes heridos leves. Después de la colisión intentó volver a hacer un cambio de sentido, pero el poco espacio que le dejaban los vehículos de los distintos cuerpos policiales provocó que la maniobra fuera imposible y colisionara con el guardarraíl.

En ese momento una patrulla de la Policía Nacional y otra de la Guardia Civil lo inmovilizaron. Ya detenido, el conductor temerario se negó a realizar la prueba de alcoholemia. En la base de datos de la policía constaba que el fugado ya había sido detenido una vez y ahora se le imputa un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria, con absoluto desprecio a su vida y a los demás conductores.

El detenido pasó a disposición del Juzgado de Instrucción Número 8 de Vigo, en funciones de guardia. Al término de la intervención los dos agentes que sufrieron la colisión con el fugado, necesitaron atención médica por dolores cervicales que no necesitaron de ingreso hospitalario.

El fugado obligó a realizar un gran dispositivo policial. Participaron varias dotaciones de la Guardia Civil, de la Guardia Civil de Tráfico, varias unidades de la Policía Local y de la Policía Nacional. 

Comentarios

Conduce 14 kilómetros en sentido contrario por la autovía A-55 para fugarse de la policía