Italia multa con 78.000 euros a Santiago Calatrava por la «macroscópica negligencia» de su puente en Venecia

El Tribunal de Cuentas ha finalmente condenado al arquitecto en apelación, tras su absolución en primer grado


El Tribunal de Cuentas de Venecia (nordeste) ha condenado al arquitecto español Santiago Calatrava a pagar casi 78 000 euros por una serie de errores que encarecieron la construcción del Puente de la Constitución de la ciudad de los canales.

En el 2015 el Tribunal de Cuentas veneciano había absuelto al arquitecto de un supuesto delito de sobrecostes del puente. Pero la corte ha finalmente condenado al arquitecto en apelación, tras su absolución en primer grado, a pagar 77.969,74 euros al erario público de Venecia por el encarecimiento de su polémico puente, inaugurado en el año 2008, a causa de una serie de errores en su proyecto. Junto a él ha sido también condenado a pagar 10.989,73 euros el ingeniero de Venecia, Salvatore Vento.Ambos además deberán hacer frente a las costas del proceso en segunda instancia, que ascienden a 7.267,81 euros. La sentencia, a la que tuvo acceso Efe y que está datada el 6 de agosto, señala que la obra costó finalmente 11,6 millones de euros frente a los 7 millones previstos inicialmente.

Los errores en el proyecto de Calatrava, escriben los jueces, constituyen una «macroscópica negligencia», pues derivaron en el encarecimiento del proyecto, que ha tenido que ser modificado en varias ocasiones desde su inauguración. Esto es «aún más grave» pues la obra fue asignada a un «estimado profesional de fama mundial y de elevadísima competencia, con una larga y probada experiencia en la construcción de puentes», se lee.

El puente de la Constitución fue construido para unir la estación ferroviaria de Santa Lucía con la Plaza Roma, donde se aparcan los vehículos que llegan a la ciudad por su única vía terrestre. Esta infraestructura desde el principio estuvo envuelta en problemas, retrasos y polémicas y ha requerido varios cambios o la introducción de elementos para mejorar su accesibilidad a personas en sillas de ruedas.

La ciudad de Venecia inició en el mes de febrero las obras para sustituir con piedra parte del suelo de cristal del puente. El proyecto contemplaba sustituir las16 láminas de cristal del suelo por unas de piedra que evitasen los accidentes y resbalones de los peatones, sobre todo en los días de lluvia.

La última gran obra de Calatrava ya tiene goteras

La Voz / DPA

La estación de metro más cara del mundo, construida en el World Trade Center de Nueva York, fue inaugurada en marzo del 2016

El arquitecto Santiago Calatrava no consigue separar su nombre de la polémica. Si hace unos años sus obras terminaron siendo una fuente de problemas en ciudades como Bilbao, Valencia, Tenerife o Venecia, ahora le ha tocado el turno al Oculus, inaugurado hace poco más de un año. 

Esta estación de metro, considerada la más cara del mundo y por la que Nueva York pagó más de 4,000 millones de dólares, que se construyó en el World Trade Center, ha comenzado a ser un quebradero de cabeza para los dirigentes neoyorquinos. ¿El motivo? Pues que llueve en ella. Con la llegada de las lluvias la cubierta del edificio ha comenzado a filtrar agua y se ha llenado de goteras. Varias personas han compartido en las redes sociales imágenes de zonas valladas para evitar accidentes y cubos y fregonas para recoger el agua. 

Seguir leyendo

Comentarios

Italia multa con 78.000 euros a Santiago Calatrava por la «macroscópica negligencia» de su puente en Venecia