Ayuso nombrará consejero de Transportes al tránsfuga Ángel Garrido, que dejó el PP por Ciudadanos a solo cuatro días del 28A

También trabajará a las órdenes del vicepesidente Ignacio Aguado, a quien hace un año calificaba de «tonto útil de la izquierda»

Ángel Garrido (derecha) conversa con Ignacio Aguado, este jueves, a su llegada a la ofrenda a la Virgen de la Paloma en Madrid
Ángel Garrido (derecha) conversa con Ignacio Aguado, este jueves, a su llegada a la ofrenda a la Virgen de la Paloma en Madrid

Redacción / La Voz

Ángel Garrido (Madrid, 1964) lo ha vuelto a hacer. El 24 de abril ejecutó ante las cámaras una pirueta con doble salto mortal. Su entonces jefe de filas, Pablo Casado, se enteró por la tele de que, a solo cuatro días de las elecciones generales, el expresidente de la Comunidad de Madrid dejaba el PP, y su codiciado cuarto puesto en las listas al Parlamento Europeo, para presentarse como número 13 de la candidatura de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid en los comicios del 26M. Garrido adujo que él seguía donde siempre, en el centro, y que el que se había movido era el Partido Popular. Por eso cambiaba de americana. Porque no se sentía «cómodo» en el encorsetado diseño de Génova 13.

Si aquello fue un doble mortal, lo de este jueves fue un triple salto mortal con tirabuzón. Ya se sabe que la política es lo más parecido que hay al trapecio o al trampolín olímpico. Porque, aunque la presidenta electa de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no llegó a confirmarlo, el propio Ángel Garrido se encargó de declararse «encantado» con la noticia de que el lunes, después de que Ayuso tome posesión, será designado nuevo consejero de Transportes. Todo un hito. Ya que el diputado tránsfuga, que huyó de la bancada del PP a solo cuatro días del trascendental 28A, estará ahora como consejero a las órdenes de una presidenta del Partido Popular. Muy del Partido Popular. Muy de Pablo Casado. Y muy de Génova.

Juntos en la ofrenda a la Virgen de la Paloma

Garrido no titubeó al explicar a los periodistas que no veía ninguna contradicción en ello. Lógico. Tampoco la ve en ir de la mano de Ignacio Aguado, el futuro vicepresidente de la Comunidad y líder local de Cs, a quien en su día dedicó alguna de sus frases más memorables: «Aguado es el tonto útil de la izquierda». Era enero del 2018. Este jueves los dos comparecieron juntos y sonrientes en la ofrenda a la Virgen de la Paloma.

El «tonto útil de la izquierda» será el lunes vicepresidente del Gobierno regional de Madrid. Con el apoyo de un transformista llamado Ángel Garrido. Ya solo nos podrá sorprender (pero solo un poco) si al final acaba en Vox.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Ayuso nombrará consejero de Transportes al tránsfuga Ángel Garrido, que dejó el PP por Ciudadanos a solo cuatro días del 28A