Trump promete a Johnson un acuerdo comercial rápido tras el «brexit»

El presidente estadounidense afirmó que el británico «es el hombre adecuado» para llevar a cabo la salida del Reino Unido de la UE

POOL | EFE

Redacción / Efe

El presidente de EE.UU., Donald Trump, prometió este domingo un acuerdo bilateral de comercio «bastante rápido» al primer ministro británico, Boris Johnson, una vez que el Reino Unido abandone la Unión Europea.

El acuerdo llegará «bastante rápido», ya que «no prevemos ningún problema», aseguró Trump en unas breves declaraciones a la prensa durante un desayuno de trabajo con Johnson, en la primera reunión que ambos mantienen desde que el británico llegó a la jefatura del Gobierno de su país.

Trump afirmó que Johnson «es el hombre adecuado» para llevar a cabo la salida del Reino Unido de la UE, prevista para el 31 de octubre próximo. «Estamos trabajando en un acuerdo comercial muy amplio y creo que saldrá adelante», recalcó el estadounidense, quien subrayó que ahora los británicos «no tendrán el obstáculo, el ancla alrededor del tobillo», en referencia a la todavía pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea.

Johnson advirtió por su parte de que «habrá conversaciones duras» con Washington, pero resaltó que hay «enormes oportunidades para el Reino Unido en el mercado estadounidense» que actualmente su país no puede aprovechar.

Un aspecto políticamente muy delicado en el Reino Unido es que Washington pueda exigir a Londres la apertura de su sistema público de sanidad (NHS) a empresas privadas estadounidenses, pero Johnson afirmó que tanto él como Trump lo han descartado. «Hay una unanimidad completa sobre eso», recalcó el primer ministro británico. Trump, que nunca ha ocultado sus preferencias y simpatías por Johnson, aseguró que será «un gran primer ministro».

Golpe de efecto de Macron para salvar la cumbre del G7

PAULA ROSAS
Trump y Macron, durante el encuentro previo a la cumbre del G7 en la localidad francesa de Biarritz
Trump y Macron, durante el encuentro previo a la cumbre del G7 en la localidad francesa de Biarritz

La reunión de Biarritz acoge con esperanza la llegada por sorpresa del titular de Exteriores, Javad Zarif, que se reunió con el presidente francés, pero no con el estadounidense

Un invitado sorpresa puso patas arriba el domingo la cumbre del G-7 en Biarritz y a la vez dio sentido a un encuentro que rara vez consigue ser eficaz a la hora de resolver las crisis internacionales. El ministro de Exteriores iraní, Yavad Zarif, aterrizó a primera hora de la tarde en el aeropuerto de la ciudad vascofrancesa para mantener una reunión con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian sobre la salida de la crisis nuclear. Pero el programa fue más allá y el jefe de la diplomacia iraní se reunió durante media hora con el presidente francés, sin que trascendiera el contenido de la conversación. «El camino por delante es largo, pero vale la pena intentarlo», escribió horas más tarde Zarif en su cuenta de Twitter.

Seguir leyendo

Comentarios

Trump promete a Johnson un acuerdo comercial rápido tras el «brexit»