YouTube reduce el contenido de pago a su servicio «premium» y dejará en abierto sus contenidos originales

Los suscriptores tendrán material extra y preestrenos y verán vídeos sin publicidad

Fotograma de la serie de YouTube «Cobra Kai», hasta el momento su producción más exitosa
Fotograma de la serie de YouTube «Cobra Kai», hasta el momento su producción más exitosa

redacción / la voz

La moda del streaming de pago no es infalible ni funciona para todos por igual. YouTube se ha convertido en la primera gran compañía tecnológica que da marcha atrás, renuncia al modelo de suscripción y se reafirma en la eficacia de su modelo gratuito alimentado con publicidad. A partir del 24 de septiembre, la plataforma de vídeos de Google renunciará al contenido de pago y ofrecerá todas sus series y películas originales en abierto para todos los usuarios.

Aquellos que no estén suscritos a YouTube podrán ver estos contenidos con la habitual fórmula de interrupciones con anuncios, mientras que los que mantengan su cuota mensual no tendrán publicidad y accederán, además, a contenidos extra y algunos preestrenos.

La retirada del muro de pago de la plataforma YouTube Originals es un paso en sentido contrario con respecto al resto de los servicios audiovisuales en Internet y con él esperan dar a los anunciantes «más oportunidades para interactuar con una audiencia más amplia, generar resultados significativos y alinearse con el talento más destacado de Hollywood y los creadores de YouTube», explicó la compañía en el momento de anunciar su cambio de estrategia.

70 millones de visualizaciones

Desde que arrancó la apuesta de la plataforma por los contenidos propios, la serie Cobra Kai, que da continuidad a la famosa película Karate Kid, ha sido con gran diferencia su título de mayor éxito. Su primer episodio ha tenido cerca de 70 millones de visualizaciones y acaba de ser renovada por una tercera temporada. Entre sus productos originales están también Liza on Demand, de Liza Koshi; Wayne y Weird City.

Recientemente ha puesto a disposición del público el documental sobre el cantante colombiano Maluma Lo que era, lo que soy, lo que seré y además anunció en primavera que está preparando un «proyecto secreto» con Justin Bieber.

«El modelo de suscripción está empezando a mostrar ciertos signos de fatiga. YouTube Red, luego conocido como YouTube Premium, lanzó su propia plataforma de streaming bajo el modelo de suscripción con una serie de contenidos originales y apenas dos años después ha decidido cambiar sus planes y volver al modelo tradicional, no por suscripción sino comercializado con publicidad -reflexionaba recientemente para este periódico Elena Neira, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya y experta en nuevos modelos de distribución audiovisual-. Todos los analistas lo evaluaron diciendo que si un agente global tan potente no ha sido capaz de escalar lo suficientemente rápido en su negocio tal vez estamos en un momento en el que el estancamiento del modelo de suscripción es una amenaza muy real, porque el usuario no puede absorber tanta cantidad de servicios».

En un contexto de gran oferta audiovisual, la especialista aseguraba que, «desde el punto de vista del usuario, es un momento muy dulce porque tiene mucho donde elegir, pero también supone cierta condena porque no se pueden pagar todas las suscripciones; además, todas las plataformas están basándose en un modelo de exclusividad del contenido y eso es malo para el usuario».

El abono a YouTube Premium -con acceso a YouTube, a sus originales y a YouTube Music con opción de descargas- cuesta 11,99 euros al mes.

La plataforma acaba de lanzar un filme documental sobre Maluma y planea un «proyecto secreto» con Justin Bieber

Comentarios

YouTube reduce el contenido de pago a su servicio «premium» y dejará en abierto sus contenidos originales