Bolsonaro rechaza la ayuda del G7 para la Amazonia mientras Macron no se retracte de «sus insultos»

El presidente francés lo había acusado de mentir en la cumbre del G20 en Osaka

Bolsonaro
Bolsonaro

Bogotá / E. La Voz

Los presidentes de Brasil y Francia se encuentran inmersos en un duro cruce de declaraciones desde la pasada semana, mientras la selva amazónica continúa en llamas. Jair Bolsonaro dijo este martes estar dispuesto a aceptar la ayuda de 20 millones de euros ofrecida por los países miembros del G7 para paliar los incendios, y fomentar la reforestación, si Emmanuel Macron acepta retractarse por haberle llamado mentiroso. «En primer lugar, el señor Macron tiene que retirar sus insultos», señaló Bolsonaro.

El líder galo amenazó el pasado viernes con no apoyar el pacto comercial entre la Unión Europea y el Mercosur acordado hace unas semanas, al considerar que su homólogo brasileño «mintió» en la pasada cumbre del G20 en Osaka.

«El presidente Bolsonaro decidió no respetar sus compromisos climáticos y sobre biodiversidad», apuntó Macron, levantando las críticas de su homólogo brasileño.

«Primero me llamó mentiroso y después, por las informaciones que obtuve, dijo que nuestra soberanía en la Amazonia era un asunto abierto», se quejó Bolsonaro. Macron, en efecto, se refirió este lunes a la posibilidad de darle un «estatus internacional» al Amazonas para evitar su destrucción, unas palabras interpretadas en Brasil como una amenaza a la soberanía brasileña.

Bolsonaro cree que Macron trata al país sudamericano como si fuese «una colonia» o una tierra de nadie. «Brasil no aceptará ninguna iniciativa que implique relativizar la soberanía sobre su territorio, cualquiera que sea el pretexto», señaló, por su parte, el ministro de Exteriores, Ernesto Araújo.

Pero no solo el Amazonas encara estos días a Bolsonaro y Macron. El enfrentamiento entre ambos líderes se incrementó este fin de semana, después de que el mandatario brasileño respondiese a un mensaje en la red social Facebook, en el que un usuario aludía a la supuesta «envidia» del francés por la esposa de Bolsonaro, comparando dos fotografías de las parejas de los presidentes. «No humilles tío, jejejejeeje», respondió el líder brasileño al internauta, poniendo al rojo vivo la relación entre los dos países.

La réplica de Macron no se hizo esperar. «Ha hecho declaraciones extraordinariamente irrespetuosas sobre mi mujer ¿Qué puedo decir? Es triste, pero sobre todo es triste para él y para los brasileños», señaló el líder francés. «Espero que tengan pronto un presidente que esté a la altura», apostilló.

La situación en el Amazonas amenaza con erosionar aún más la popularidad de Bolsonaro. La desaprobación de su gestión personal subió desde un 28,2 % en febrero hasta un 53,7 % en agosto, según un sondeo de la encuestadora MDA.

El cruce de declaraciones entre ambos líderes no oculta la tragedia que sigue produciéndose en el Amazonas. El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales registró en los primeros ocho meses del año más de 75.000 incendios, un 84 % más que en el 2018, que devastan extensos territorios selváticos y amenazan el hogar de las comunidades indígenas de la zona. 

El Gobierno ha tratado de restarle importancia a los fuegos argumentando que están controlados, que son normales en esta época del año y que son menores a los registrados en la década de los 2.000. 

Bolsonaro afronta una gran oposición en las calles. Miles de brasileños se han manifestado estos días contra las políticas del Gobierno en favor del agronegocio. Consideran que están detrás del aumento de incendios.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Bolsonaro rechaza la ayuda del G7 para la Amazonia mientras Macron no se retracte de «sus insultos»