Cazan a dos conductores a más de 250 kilómetros por hora en Barcelona y Madrid

En el caso de Cataluña, el conductor iba a 263 km/h y grabándose en vídeo, mientras que el denunciado en Madrid fue pillado a 253 km/h por el helicóptero Pegasus

;
A 263 kilómetros por hora triplicando la velocidad permitida Víctimas de accidentes de tráfico ven las imágenes

Redacción

Los responsables de Tráfico han cazado a dos conductores a más de 250 kilómetros por hora en viales de Barcelona y Madrid. En el caso de Cataluña, los Mossos d'Esquadra han denunciado penalmente a un hombre de 50 años que circuló por la C-33 a 263 kilómetros por hora en tramos de vía donde la velocidad máxima era de 120 kilómetros, con el agravante de que conducía con una sola mano y grabándose en vídeo.

El conductor, vecino de Esplugues de Llobregat (Barcelona) y de nacionalidad española, difundió el vídeo en las redes sociales, por lo que los investigadores iniciaron las gestiones para identificar el vehículo y su identidad, informa Efe.

Según la policía catalana, a raíz del análisis de las imágenes y de las gestiones realizadas por los agentes se pudo determinar con mucha dificultad la vía por la que circulaba dicho turismo -la C-33-, el punto kilométrico, el día y hora de los hechos, el modelo de coche y la identidad del conductor.

El hombre fue denunciado el pasado lunes, 26 de agosto, por un delito contra la seguridad del tráfico por conducir a una velocidad penalmente punible, ya que alcanzó los 263 kilómetros por hora en una vía donde la velocidad máxima permitida es de 120 km/h y de 90 km/h en el tramo del peaje. El juzgado número 5 de Mollet del Vallès (Barcelona) se ha hecho cargo de la instrucción de este caso. 

A 253 km/h por la R-4 de Madrid

Por otra parte, La Guardia Civil ha localizado a un conductor de un coche de gran cilindrada que circuló a 253 kilómetros por hora en la carretera R-4, a la altura de Valdemoro. Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, los hechos tuvieron lugar sobre las 18.40 horas del pasado 21 de agosto cuando el helicóptero Pegasus localizó en un vuelo de vigilancia a un automóvil que circulaba a 253 km/h en el kilómetro 15 de la R-4, cuando el límite de velocidad es de 120 km/h.

Por tanto, agentes del Sector de Tráfico de Madrid iniciaron una investigación que dio como resultado la identificación del conductor, un hombre de nacionalidad española. Ahora, se le investiga por un delito contra la seguridad vial, informa Europa Press.

El Instituto Armado recuerda que este conductor puede ser condenado a una pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En cualquier caso, se le retirará el carnet de conducir por un periodo de 1 a 4 años.

El testimonio de un lesionado medular gallego: «El riesgo está en pensar que a nosotros nunca nos va a pasar nada»

ANDRÉ SISO ZAPATA / R.S.

En silla de ruedas desde un accidente en el 2002, Mouriño lucha ahora por los derechos de personas con discapacidad

«Nunca pasa nada, hasta que pasa». Cuántas veces nos habrán dicho eso nuestros padres y madres. Y qué razón tienen. Alguien que ha vivido esto es sus propias carnes es Javier Mouriño, presidente de Grumico - Grupo de persoas con discapacidade física da Coruña-, una asociación que atiende a personas con alguna discapacidad física, muchas de ellas lesionadas medulares. Como Javier.

Él sufrió un accidente de coche en el año 2002 y desde entonces necesita una silla de ruedas. Ahora es padre de una niña de casi seis años y ha rehecho su vida, pero todavía piensa en estos casos: «El principal problema es el de siempre: todo el mundo cree que no le puede pasar nada. Eso le pasa a otros, claro. No a mí. Nos creemos inmunes, pero no lo somos. Estas cosas ocurren a nuestro alrededor con más frecuencia de la que pensamos, por eso tenemos que tomar todas las precauciones posibles». No cree que la situación se haya solventado, pero tampoco dramatiza con ella, sino que peinsa que «son cosas que han pasado siempre». Sin embargo, critica el «carpe diem», en el mal sentido, que algunas personas ejercen al tomar riesgos innecesarios. «¿Qué crees que pienso cuando veo a alguien ir a doscientos en el coche o tirándose de cabeza en la zona de rocas de las playas? Solo espero que esa gente coja sentido pronto».

Seguir leyendo

Comentarios

Cazan a dos conductores a más de 250 kilómetros por hora en Barcelona y Madrid