El M5E y del centroizquierda pactan un nuevo Gobierno con Conte al frente

Salvini pide elecciones, porque el nuevo Ejecutivo «lo diseñó París, Berlín y Bruselas»

El líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, y un compañero de la formación, Andrea Marcucci, sonríen tras las consultas con el presidente Mattarella, en Roma
El líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, y un compañero de la formación, Andrea Marcucci, sonríen tras las consultas con el presidente Mattarella, en Roma

Roma / Corresponsal

Tanto el Movimiento 5 Estrellas (M5E) como el Partido Democrático (PD) reiteraron ayer ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, la intención de sostener de nuevo un Gobierno presidido por Giuseppe Conte con el fin de superar la crisis de política abierta en Italia tras la moción de confianza presentada por Matteo Salvini, de la Liga. Será este jueves cuando Conte reciba oficialmente el encargo tras lo que presentará al presidente la lista de su equipo y quedarán despejadas las dudas sobre la vicepresidencia.

Tras la reunión con el presidente, el líder del M5E, Luigi di Maio, justificó la nueva alianza con el centroizquierda explicando que «no existen esquemas de derecha o de izquierda, existen soluciones», para remarcar así la naturaleza más allá de las ideologías de su formación. Además, Di Maio quiso aclarar su posición sobre la polémica en torno a sus aspiraciones a una vicepresidencia dentro del nuevo Ejecutivo: «Me ha sorprendido que en una fase tan delicada haya quien ha pensado más en mí que en el bien del país», dijo, mientras desveló que Salvini le había ofrecido la presidencia del Gobierno si continuaba la Liga en el poder.

Durante su encuentro con Mattarella, Nicola Zingaretti, al frente de la delegación del Partido Democrático, se había ya mostrado partidario de sostener un gabinete de nuevo presidido por Conte, aunque aclarando que «no será un nuevo relevo para continuar, sino un nuevo desafío para comenzar de nuevo». Asimismo, insistió en la necesidad de ponerse a trabajar rápidamente en un nuevo programa de «cambio y discontinuidad» con el Gobierno precedente: «Amamos Italia y creemos que vale la pena intentar esta experiencia», explicó mientras reiteraba su intención de «poner fin a la estación de odio, rencor y miedo». 

Consulta a las bases

El motivo de fricción entre los dos nuevos aliados es la intención del M5E de pedir a sus bases la aprobación del programa a través de la plataforma digital Rousseau. Aunque los militantes siempre han apoyado las decisiones de sus dirigentes, ahora está en juego la alianza con el «enemigo», el PD, lo que podría poner en apuros la formación del nuevo Gobierno.

Matteo Salvini, fiel a su línea de rechazo a un ejecutivo entre M5E y PD, volvió a insistir ante Mattarella con que la única solución son unas nuevas elecciones porque los dos nuevos aliados «son mayoría en el Parlamento, pero minoría en el país». Para el líder de la Liga, el Conte bis es «un diseño que no parte de Italia» porque «lo han hecho en Biarritz y ha sido ideado por París, Berlín y Bruselas», dijo.

También en contra de la coalición M5E-PD se manifestó Silvio Berlusconi (Forza Italia), quien se mostró «preocupado por un escenario peligroso que se delinea» e insistió en la necesidad de «dar la palabra a los italianos» mientras lanzaba un mensaje a Salvini: «El centroderecha sin Forza Italia no gana y no gobierna». 

El líder de la Liga, el gran perdedor

Salvini sigue cayendo en las encuestas desde el inicio de la crisis
Salvini sigue cayendo en las encuestas desde el inicio de la crisis

El gran perdedor de esta crisis es quien la ha provocado, Matteo Salvini. La presentación de la moción de censura contra el Gobierno de Giuseppe Conte, del que era vicepresidente y ministro, en pleno agosto, no solo ha causado estupor en el electorado, que no ha entendido los motivos, sino también el cansancio de un país que en un año ha elegido el Parlamento, los eurodiputados y cargos regionales, y no ha visto respuestas a los problemas económicos y sociales.

La confianza en el líder de la Liga, que en julio era de un 51 %, hoy ha caído al 36 %, mientras su principal rival, Giuseppe Conte, casi se ha mantenido en un 52 %. Los sondeos además indican que la mayoría de los italianos prefieren una solución a la crisis que pase por un gobierno de coalición o técnico, y no por las urnas. La figura del líder de la Liga queda muy tocada por sus errores, en el tiempo y en el modo, de plantear la crisis contra un Gobierno en el que él llevaba la voz cantante. La alianza M5E y PD, en principio planteada como antiSalvini, puede funcionar más allá si apacigua el tono del discurso y empieza a trabajar en serio tras 14 meses de proclamas de Salvini.

Seguir leyendo

Comentarios

El M5E y del centroizquierda pactan un nuevo Gobierno con Conte al frente