Podemos y la oposición buscarán una arriesgada pinza sobre Carmen Calvo en el pleno sobre el Open Arms

Consideran a la vicepresidenta del Gobierno la máxima responsable de la crisis del barco de la oenegé española

Carmen Calvo gestionó la crisis del Open Arms
Carmen Calvo gestionó la crisis del Open Arms

madrid / la voz

A partir de las 16.00 horas, el hemiciclo reabrirá sus puertas de madera noble para acoger un pleno extraordinario sobre la polémica gestión del Gobierno de la crisis del Open Arms. El PP y Ciudadanos decidieron apoyar una iniciativa de Podemos en la que se requería la intervención de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a la que consideran máxima responsable.

Sin embargo, llamó la atención de la oposición que Podemos evitase que prosperara otra iniciativa similar, pero en la que en lugar de requerir las explicaciones de la número dos del Ejecutivo, se reclamaba la comparecencia de Pedro Sánchez. «¿Por qué salvó Podemos a Sánchez?», era la gran pregunta que se realizaban el martes distintos diputados del PP y de Cs, augurando un futuro acuerdo para la investidura.

Forzar la comparecencia de Sánchez hubiese significado arruinar las pocas esperanzas que todavía mantienen los más optimistas para alcanzar un gobierno de coalición. Volar los últimos y maltrechos puentes que todavía resisten entre Ferraz y Princesa. Pero Podemos, que justificó su decisión en que Sánchez estaba «de vacaciones» cuando se desató la crisis de la embarcación, y que por tanto le correspondía a Calvo dar la cara, también busca presionar a uno de los grandes azotes contra Iglesias de los últimos tiempos.

En el equipo negociador que confeccionó el PSOE en julio para salvar la investidura destacaban dos nombres. El de Carmen Calvo, que como guardiana de las viejas esencias del PSOE representaba la mano firme ante Podemos, y el de la portavoz parlamentaria del grupo socialista, Adriana Lastra, que desempeñó el papel más amable y cercano con la formación morada.

En la sesión de este jueves, Calvo se verá sometida a una pinza con los ataques a discreción desde la derecha y con los perdigones de Unidas Podemos, que no pasará por alto la intención de esta de multar al Open Arms por rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo. Ambos deberán medir mucho sus intervenciones, o de lo contrario Sánchez, sin quemarse ni un pelo, ya que hoy hablará en boca de Calvo, podrá seguir con su objetivo de adueñarse del centro político.

La gran ausente será Irene Montero. La elegida para ocupar la vicepresidencia social que reclama Podemos para un Gobierno de coalición continúa disfrutando de su baja de maternidad.

Comentarios

Podemos y la oposición buscarán una arriesgada pinza sobre Carmen Calvo en el pleno sobre el Open Arms