Salvando el arrecife de coral de México

Un proyecto extrae pequeños fragmentos de coral que luego cultiva en un laboratorio para «sembrar» 265.000 nuevos corales antes del 2022


méxico / efe

Con la plantación de 20.000 pies de coral frente a las costas de Cancún y la Riviera Maya, Caribe mexicano, las autoridades ecológicas avanzan en la recuperación del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), la segunda barrera de coral más grande del mundo.

El daño que han sufrido los bancos de coral en las últimas décadas es evidente para los pobladores locales y especialistas que se han dado a la tarea de proteger y recuperar la barrera natural que ayudaba a mitigar el impacto de los huracanes y otros fenómenos naturales.

En muchos casos solo se pueden ver los restos, ya sin vida, de lo que antes fueron arrecifes llenos de vida y color. «Tenemos un estado de salud mediano, ha habido una disminución importante en la cobertura de coral en los últimos 30 a 40 años», reconoció el pasado viernes el biólogo Alfredo Arellano Guillermo, secretario del Medio Ambiente de Quintana Roo.

El parque Marino Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc recibe anualmente un promedio de 2 millones de visitantes, lo que la convierte en la reserva natural más visitada de México. «Tenemos 182 áreas naturales protegidas en todo el país y ésta es la más visitada», destacó Cristopher González, director regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. Esta reserva marina es sólo una pequeña parte de los más de 1000 kilómetros que tiene el Sistema Arrecifal Mesoamericano y que atraviesa México, Belice, Guatemala y Honduras.

Ante este panorama, desde 2016 se están dando los primeros pasos para integrar un grupo de trabajo que dé esperanza de vida a este particular ecosistema. Sobre ese tema, el Instituto Nacional de la Pesca y Acuacultura (Inapesca) cuenta con un centro de investigación en el municipio de Puerto Morelos donde se han logrado reproducir «in situ» y en laboratorio 14 especies de coral.

El grupo de especialistas que lo integra ha logrado desarrollar técnicas de criopreservación y bancos de germoplasma. Además, en este lugar se cuenta ya con dos líneas de producción de corales con las que se pueden obtener un promedio de 3000 fragmentos de coral por día.

La bióloga Claudia Padilla, encargada del proyecto de restauración y siembra de corales por parte del Inapesca, explicó que parte del proceso consiste en extraer pequeños fragmentos de coral de colonias bien conservadas, que se llevan al laboratorio para ayudarlos a crecer en un ambiente controlado. La meta es «sembrar» 265.000 corales antes del 2022.

«Estamos subestimando el clima»

XAVIER FONSECA

En el verano del 2003 se registró en Europa la ola de calor más intensa de la historia reciente. Se trata del desastre natural que más muertes provocó en los últimos 50 años

En el verano del 2003 se registró en Europa la ola de calor más intensa de la historia reciente. Esta considerado como el desastre natural que más víctimas mortales generó en los últimos cincuenta años. Solo en España el número de fallecidos fue de 6.000. Ese episodio extremo provocó, además, otro tipo de efectos. «Se observó una mortalidad marina muy importante y algunas especies dejaron de reproducirse», explica Marta Coll, investigadora del CSIC que acaba de participar en un estudio publicado en la revista Nature que reconoce que las consecuencias que producen los fenómenos extremos en sectores como la agricultura o la pesca están siendo subestimadas. Los autores del trabajo estudiaron el episodio del 2003, cuando la temperatura media ascendió entre dos y cinco grados respecto a la media. «La primera conclusión a la que hemos llegado es que la frecuencia de este tipo de eventos va a aumentar en el futuro y, con los modelos en la mano, no le hemos dado la suficiente importancia a este tipo de fenómenos extremos. Estamos subestimando el clima», asegura Coll.

Seguir leyendo

Comentarios

Salvando el arrecife de coral de México