Puigdemont mantiene la amenaza de volver a ser investido presidente de la Generalitat

JxCat advierte a ERC de que un adelanto electoral debilita las instituciones catalanas


Barcelona / Colpisa

Después de un arranque de curso en que parecía que ERC y JxCat enterraban el hacha de guerra, los nacionalistas han vuelto a la carga. Enfrentados en la respuesta que el independentismo tiene que dar a la sentencia del Supremo contra los líderes del secesionismo, JxCat ha vuelto a poner sobre la mesa la propuesta de investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat de Cataluña, que Esquerra ya rechazó hace año y medio y que descarta en estos momentos.

El expresidente ha señalado que está «a disposición» del Parlamento catalán, mientras que Quim Torra ha precisado que el objetivo de investir a su antecesor -que fijó como una de sus prioridades en el debate de investidura- «se mantiene». En cualquier caso, Puigdemont ha apuntado que si acaba siendo aceptado como eurodiputado deberá tomar una decisión y en ese caso podría renunciar a su escaño como diputado autonómico lo cual le impediría ser reelegido como jefe del Ejecutivo catalán.

Mientras, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, llamó ayer a la ciudadanía catalana a participar en la manifestación de la Diada de este año, el miércoles que viene, bajo el lema «objetivo independencia». «La respuesta a la sentencia empieza el 11-S», ha afirmado el dirigente nacionalista, en una comparecencia en Bruselas, junto a la plana mayor de JxCat, reunida en la capital comunitaria para sentar las bases del nuevo curso político para la formación soberanista.

«Hay que reforzar las instituciones y esto no es compatible con las prisas electorales»

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, huido en Waterloo, es quien ha marcado las líneas a seguir de los próximos meses, que estarán determinados por la respuesta a la sentencia del Supremo contra los líderes secesionistas. Puigdemont ha descartado la convocatoria de unas elecciones anticipadas como respuesta al fallo. «Hay que reforzar las instituciones y esto no es compatible con las prisas electorales», ha advertido a Esquerra, cuyos dirigentes defienden abiertamente el adelanto electoral. A su juicio, llamar a las urnas a los catalanes debilitaría las instituciones autonómicas catalanas.

Puigdemont cree que la sentencia marcará el final de un ciclo, el que a su entender ha sido de «represión» contra el independentismo, pero a partir del fallo considera que el secesionismo deberá «tomar la iniciativa» con una respuesta política, que sin dar detalles cómo será, sí ha señalado que será «larga y sostenida». «Responderemos como con el 1-O, ganando», ha dicho Puigdemont.

En esta línea, Torra ha advertido de que si el Estado español «atenta contra el derecho de autodeterminación» con la sentencia del Supremo contra el procés, «volveremos a autodeterminarnos». «No temo la inhabilitación», ha añadido.

Comentarios

Puigdemont mantiene la amenaza de volver a ser investido presidente de la Generalitat