Londres pide a Bruselas que mantenga en secreto sus propuestas para el «brexit»

Líderes laboristas urgen a Jeremy Corbyn a respaldar la permanencia en la UE


LONDRES / E. LA VOZ

La tensión entre el Reino Unido y la Unión Europea por el brexit no para de crecer. Después de que Bruselas exigiera a Londres que dejara de «pretender» que negocia y le demandara que presente propuestas concretas para llegar a un acuerdo, el Gobierno de Boris Johnson ha devuelto el golpe al reclamar a la Comisión Europea que se reserve los planteamientos que le formulará y que no informe de ellos a los otros 27 Ejecutivos que conforman el club.

La información la dio a conocer el diario londinense The Guardian, el cual aseguró que el número 10 de Downing Street habría preparado tres documentos con alternativas a la cuestionada salvaguarda irlandesa (backstop), pero que quiere que sean tratados por Bruselas como «propiedad del Gobierno de Su Majestad» y se mantengan en secreto. La petición es complicada de concederse, porque precisamente son los 27 de la UE los que deben aprobar cualquier acuerdo.

Ayer el secretario británico para el brexit, Stephen Barclay, y el jefe del equipo negociador europeo, Michael Barnier, mantuvieron un nuevo encuentro, el cual concluyó sin grandes avances. «La reunión se extendió más de lo previsto, lo cual es una señal de que estamos entrando en los detalles y la semana tendremos más discusiones», afirmó el representante de Londres, quien se mostró confiado en poder lograr un pacto antes del 31 de octubre.

Por su parte, Barnier insistió en que la UE está «abierta» a examinar cualquier propuesta británica que evite que tras el brexit reaparezca una frontera física en Irlanda. «Seguimos con voluntad y abiertos a examinar cualquier propuesta que reúna todos los objetivos de la salvaguarda», indicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado publicado tras la reunión de Barnier y Barclay.

La optimista visión de la delegación británica es radicalmente opuesta a la del Gobierno de Dublín. «Debemos ser honestos con la gente y decirle que no estamos cerca de un acuerdo en este momento, pero hay un intento por todas las partes para llegar a una zona segura para todos», declaró el viceprimer ministro irlandés, Simon Coveney, a la cadena BBC.

A pocas horas de que el Partido Laborista inicie en la localidad costera de Brighton su conferencia anual su líder, Jeremy Corbyn, recibió un golpe con una encuesta publicada por el diario Evening Standard que indica que es el líder de la organización peor valorado desde 1977.

Asimismo, varios líderes laboristas aprovecharon los malos números para exigirle a Jeremy Corbyn que se comprometa a luchar por la permanencia en la Unión Europea y a impulsar un nuevo referendo sobre el asunto. «Si llegamos al Gobierno, espero que volvamos a Europa y decirle a los europeos: Nosotros un partido que está a favor de la permanencia», afirmó la diputada Emily Thornberry.

Pelis, series y documentales para (intentar) entender el «brexit»

Mariluz Ferreiro

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Plataformas como Netflix, HBO, Filmin y Amazon Prime se vuelcan con contenidos que abordan el lío del Reino Unido

El brexit se abre paso. No se puede decir que el plan esté triunfando en el Reino Unido ni en la Europa continental. Pero sí en las plataformas de contenidos, que se están volcando en contenidos que intentan explicar este lío. Filmin hasta ha agrupado películas, documentales y series en una colección creada para la ocasión y bautizada con su particular estilo gamberro: Boris, el del brexit. Estas son algunas producciones disponibles en España para aportar distintos enfoques sobre esta encrucijada.

Brexit: The Uncivil War

Para comprender cómo se coció la campaña del referendo lo mejor es ver Brexit: The Uncivil War, de HBO. Es una película en la que Benedict Cumberbatch interpreta a Dominic Cummings, el cerebro de la maquinaria propagandística que movilizó a los votantes británicos para que apoyaran la salida de la Unión Europea. Cummings, ahora mano derecha de Boris Johnson, no ofrece escrúpulos, sí resultados. El largometraje cuenta cómo, basándose en la analítica de datos y apoyándose en Cambridge Analytica y Facebook para extender bulos y agitar la insatisfacción, este genio oscuro logra un triunfo contra pronóstico. Un largometraje que retrata con muy mala baba a políticos como Boris Johnson y Nigel Farage, a los que dibuja como integrantes de una tropa oportunista e irresponsable que no habría hecho nada sin el arquitecto de la campaña. 

Seguir leyendo

Comentarios

Londres pide a Bruselas que mantenga en secreto sus propuestas para el «brexit»