La Asamblea de la ONU finaliza con un acuerdo de mínimos sobre la crisis climática sin EE.UU., China e India

ESPERANZA BALAGUER NUEVA YORK / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Manuel Elias | Efe

El papel de los líderes europeos ha sido secundario y el otro punto caliente, Venezuela, ha sido objeto de una cumbre paralela montada por Trump con varios líderes latinoamericanos

28 sep 2019 . Actualizado a las 21:16 h.

Nueva York volverá dentro de unas horas a la normalidad. Este domingo finalizan los debates de alto nivel de la 74ª sesión de la Asamblea General de la ONU. El ejército de políticos, diplomáticos y traductores se marchan y con ellos las barreras que cortan las principales avenidas de Manhattan.  

Detrás de ellos dejan la paciencia de los neoyorquinos al límite, un compromiso contra la crisis climática sin los grandes contaminantes EE.UU., China y la India, y un despliegue de diferencias en torno a la crisis de Venezuela, el conflicto entre Washington y Teherán, y la guerra comercial que amenaza al mundo con una nueva recesión.  

No han bastado las llamadas del secretario general de la ONU, António Guterres, a alcanzar acuerdos entre los más de 150 jefes de Estado reunidos para la ocasión. Al margen de los discursos oficiales frente al mármol verde de la sala de la Asamblea General, los líderes mundiales han organizado toda clase de reuniones paralelas para presionar en favor de sus intereses propios.