Crisis en Más País: Clara Serra, la enésima fractura dentro de la izquierda rupturista

Monedero acusa a Íñigo Errejón de estar dejando un «rastro de cadáveres» por culpa de su «hiperliderazgo»

Íñigo Errejón y Clara Serra, en una imagen de archivo
Íñigo Errejón y Clara Serra, en una imagen de archivo

Madrid / La Voz

«¡Unidad! ¡Unidad!». En las paredes del pabellón de Vistalegre (Carabanchel) todavía retumba el eco de los gritos de los militantes de Podemos que a comienzos del 2017 se dieron cita para asistir en primera fila a la batalla entre Iglesias y Errejón por la secretaría general del partido que habían fundado apenas un par de años antes. Desde entonces, las aguas de la izquierda rupturista no bajan tranquilas: ceses, renuncias forzosas y demás escándalos, más o menos aparatosos englobados bajo el denostado nombre de purga han sido el denominador común, tanto en Madrid como en otros territorios; pero nunca habían bajado tan revueltas y divididas como para esta campaña electoral dominada por el lodo.

La marcha de Más País de la hasta ahora portavoz de Más Madrid en la Asamblea madrileña, Clara Serra, tan solo unos días después del alumbramiento de la plataforma con la que Íñigo Errejón trata de regresar a la política estatal es el perfecto reflejo de la trituradora de nombres en el que se ha convertido este espacio político que tuvo su embrión en el 15M. Portazo a Podemos y a Más Madrid en menos de un año. Y el triple salto mortal con pirueta podría completarse con su regreso a la formación morada, en donde su hermana y hasta ahora enemiga política, Isa, acaba de abrirle la puerta para que continúe luchando por el feminismo

De forma oficial, Juan Carlos Monedero es un simple inscrito más en Podemos, aunque a nadie se le escapa que además de una especie de oráculo y guardián de las viejas esencias del partido morado, también actúa como una especie de ventrílocuo de Pablo Iglesias que se atreve a soltar por los platós las cosas que el secretario general no puede debido a su cargo.

Ayer habló de forma muy clara y acusó a Errejón de haberse transformado «en un político más» lleno de «una ambición» desmedida que le ha llevado a dejar tras de sí un «un rastro de cadáveres», tras señalar al candidato de Más País como el culpable de la marcha de Serra para «poner de número dos a su amiguito de Aravaca».

Aunque venía perdiendo peso orgánico en los últimos meses, Serra justificó su salida con la ausencia de democracia interna en las decisiones de Más Madrid, los «hiperliderazgos» o la inoportunidad de presentarse en Barcelona a las generales, al considerar que puede perjudicar a los comunes de Ada Colau en sus aspiraciones. 

El «abrazo» de Ada Colau

La alcaldesa de Barcelona parece estar de acuerdo, y ayer le mandó a Serra «un abrazo que trasciende citas y cálculos electorales» para cerrar un mensaje de apoyo a través de Twitter: «Frente a las pasiones tristes, frente a la política patriarcal que tritura amistades y dinamita confianzas».

Por su parte, desde Más País se limitaron a «respetar» su decisión, algo que consideraron «una mala noticia». Sin embargo, la campaña electoral está ya lanzada y parece no haber mucho tiempo para las lamentaciones. Al fin trascendió el nombre que liderará la candidatura al Congreso de Más País por Barcelona. Será Juan Antonio Geraldes, según fuentes del partido. Se trata de un antiguo miembro de Guanyem Sant Boi, que, según relata Europa Press, fue una coalición formada por Gent de Sant Boi, la CUP, Som Alternativa, Comuns Sant Boi y Moviment d’Esquerres, que en las municipales del 26 de mayo se presentó contra los comunes en Sant Boi, que concurrieron bajo el nombre Sant Boi en Comú-En Comú Guanyem y gobierna en el municipio con los socialistas. El gallego Raimundo Viejo será el número tres de la lista.

Comentarios

Crisis en Más País: Clara Serra, la enésima fractura dentro de la izquierda rupturista