Terror antisemita en el este de Alemania

El atacante mató a dos personas en la calle y un local de comida turca tras fracasar en su plan de entrar en una sinagoga el día de la gran fiesta judía

El atacante vestido con ropa militar disparo indiscriminadamente en la calle tras su fallido intento de entrar en la sinagoga
El atacante vestido con ropa militar disparo indiscriminadamente en la calle tras su fallido intento de entrar en la sinagoga

Berlín / Colpisa

Dos personas murieron y varias resultaron heridas en Halle (este de Alemania) en un ataque frustrado a una sinagoga y un posterior tiroteo contra un local de comida turca, sucesos cuya investigación asumió la Fiscalía General al considerarlos de forma preliminar como un atentado de extrema derecha. La policía detuvo al que se considera único sospechoso. Según el semanario Der Spiegel, que cita a fuentes de la investigación, el atacante es un hombre identificado como Stephan B., de Sajonia-Anhalt, el land donde se encuentra Halle

El ministro de Interior, Horst Seehofer, indicó que la Fiscalía General, competente en delitos de terrorismo, encontró «suficientes indicios» para considerar un «posible contexto ultraderechista». «Con lo que se conoce debemos partir de la base de que se trata por lo menos de un ataque antisemita», señaló. El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, habló de un atentado «horrible» y transmitió la «solidaridad» del Ejecutivo a «todas las judías y judíos». El ministro de Exteriores, Heiko Maas, subrayó que un ataque a una sinagoga conmueve especialmente en Alemania. «Todos debemos posicionarnos contra el antisemitismo en nuestro país», agregó.

Según la reconstrucción provisional de los hechos, el atacante, con ropa militar y varias armas, trató de irrumpir a mediodía en la sinagoga del distrito de Paulus de Halle, ciudad de unos 240.000 habitantes cercana a Leipzig. Entre 70 y 80 personas celebraban en el templo el Yom Kippur, la principal festividad judía. No logró entrar, lo que evitó una auténtica masacre. Según explicó Max Privorozki, presidente de la Comunidad Judía de Halle, las puertas, cerradas según sus protocolos de seguridad, «detuvieron el ataque». «Hemos visto a través de la cámara de nuestra sinagoga que un hombre fuertemente armado, con un casco de acero y un fusil, trataba de abrir a tiros nuestras puertas», explicó.

Como en Christchurch

El atacante -que llevaba una cámara en el casco como el autor del atentado de las mezquitas de la neozelandesa Christchurch- disparó entonces a su alrededor, hiriendo mortalmente a una mujer, según el diario Bild, que asegura que también lanzó una granada de mano al cementerio judío adyacente. Luego montó en un Volkswagen alquilado y se detuvo al menos en una ocasión en medio de la calzada para disparar. Primero contra las personas que aguardaban en una parada de tranvía y luego contra un local de comida turca para llevar. Allí se produjo la segunda muerte.

De estos momentos son las imágenes, grabadas con teléfonos móviles, difundidas por televisión y en las redes sociales. En ellas se ve a un hombre, de verde militar, con chaleco antibalas y casco integral, disparar en varias ocasiones con un arma pesada, que recarga de forma profesional. Las fuerzas de seguridad no aclararon cuándo y cómo fue detenido.

De forma paralela se produjo un tiroteo en Landsberg, a 50 kilómetros de Halle. Allí se desplazó también un importante dispositivo policial pero no trascendió una posible relación con el ataque previo a la sinagoga.

Comentarios

Terror antisemita en el este de Alemania