Dimite el cuarto secretario de Seguridad Nacional de Trump en menos de tres años

Tres jueces bloquean la ley usada para denegar la residencia a inmigrantes que reciben ayudas


Washington / efe, Europa Press

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el pasado viernes la salida de su secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAlleenan, que ha liderado la política migratoria y fronteriza del Gobierno estadounidense en los últimos meses. Se trata del cuarto que ocupa este cargo en menos de tres años en la Casa Blanca. El hasta ahora secretario en funciones relevó hace exactamente seis a Kirstjen Nielsen, a quien Trump despidió descontento con los escasos resultados que su estrategia en la frontera estaba teniendo para frenar la inmigración. Antes que ella ejercieron como secretarios de Seguridad Nacional el general retirado John F. Kelly y la funcionaria Elaine Duke.

«Kevin McAlleenan ha hecho un trabajo excepcional como secretario interino de Seguridad Nacional. Hemos trabajado bien juntos rebajando los cruces fronterizos. Ahora, después de muchos años en el Gobierno, Kevin quiere pasar más tiempo con su familia e ir al sector privado», anunció Trump a través de Twitter. «Felicitaciones por el trabajo bien hecho, Kevin. Anunciaré al nuevo secretario interino la próxima semana. ¡Muchos candidatos maravillosos!», añadió.

McAlleenan, que antes de asumir este cargo había ejercido como jefe de la Patrulla Fronteriza, llegó a la jefatura del Departamento de Seguridad Nacional en el punto álgido del flujo de inmigrantes centroamericanos solicitantes de asilo. Y aunque mayo fue el mes de mayor flujo migratorio desde el 2006, con la detención de más de 132.000 personas que cruzaron sin permiso la frontera, la cifra se ha ido reduciendo mes a mes. Bajo su dirección, Estados Unidos ha firmado acuerdos migratorios con México, Guatemala, El Salvador y Honduras que, en la práctica, han limitado el derecho al asilo para los centroamericanos, la que ha sido una de las obsesiones de Trump desde su llegada a la Casa Blanca.

En un comunicado, McAlleenan dijo que el Departamento de Seguridad Nacional ha logrado «en los últimos seis meses un tremendo progreso mitigando la crisis fronteriza y humana del último año». «Reduciendo los cruces ilegales, asociándonos con Gobiernos de la región para combatir a los traficantes de personas y abordar las causas de la migración, y desplegando recursos adicionales de seguridad fronteriza», detalló.

Tarjeta verde

Por otro lado, un total de tres jueces federales de Estados Unidos han bloqueado una nueva norma aprobada por el Gobierno para endurecer los requisitos para obtener o conservar la tarjeta de residencia permanente en Estado Unidos, conocida como tarjeta verde, a aquellos inmigrantes que reciban ayudas sociales.

El juez George Daniels, del Tribunal de Distrito de Manhattan, ha emitido una orden a nivel nacional para impedir a la Administración que aplique la conocida como norma de la «carga pública», que iba a entrar en vigor el martes, día 15.

Asimismo, un juez federal del estado de Washington y otro del distrito de San Francisco han emitido órdenes similares, según informó la cadena de televisión CBS. Según esta norma, los solicitantes de tarjetas verdes podrían ser rechazados si cuentan con bajos ingresos, al considerarse más probable que vayan a necesitar ayudas sociales por parte del Gobierno. Esta nueva norma está dirigida a inmigrantes en situación legal y no se aplica a los refugiados y solicitantes de asilo, porque las autoridades estadounidenses ya han endurecido la regulación en estos procesos.

Por otro lado, el Gobierno de Estados Unidos ha ordenado desde el pasado enero la vuelta a México a 13.000 migrantes menores de 18 años, incluidos más de 400 bebés, para que esperen con sus familias en el país vecino las audiencias de los tribunales migratorios de Estados Unidos, según informa Reuters.

«¡Estás despedido!»: las seis salidas más polémicas del Gobierno de Trump

Beatriz Pascual Macías
Pompeo y Bolton, durante una visita de Trump a Canadá
Pompeo y Bolton, durante una visita de Trump a Canadá

Bolton es el último de una larga lista de cesados al estilo del «reality show» que protagonizó el ahora presidente de EE.UU.

El presidente Donald Trump ha convertido los despidos y renuncias de su Gobierno en un auténtico reality show, en el que sus protagonistas no saben si siguen o no en la Administración hasta que el mandatario se decide a enviar un mensaje en Twitter.

La expectación que rodea los despidos es un fiel reflejo del popular programa The Apprentice (El aprendiz), que lanzó a Trump al estrellato televisivo al grito de «¡Estás despedido!». Estos son los seis finalistas en la carrera por las renuncias y despidos con más polémica:

JOHN BOLTON

El halcón que superó en beligerancia al presidente. A Trump le bastaron dos tuits para deshacerse el martes de su asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, un halcón con fama de intervencionista. «Informé anoche [del lunes] a John Bolton de que ya no se requieren sus servicios en la Casa Blanca», anunció Trump en Twitter.

Seguir leyendo

Comentarios

Dimite el cuarto secretario de Seguridad Nacional de Trump en menos de tres años