Sánchez ofrece diálogo, pero descarta indultos

También rechaza la posibilidad de una ley de amnistía


Madrid / La Voz

«El acatamiento de la sentencia significa su cumplimiento. Reitero, su íntegro cumplimiento». El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, rechazó así la posibilidad de conceder el indulto a los condenados o impulsar una ley de amnistía, como propone el independentismo. En una declaración institucional en la Moncloa, aseguró que «todos los ciudadanos somos iguales ante la ley» y que en España «nadie es juzgado por sus ideas», sino por delitos recogidos en el ordenamiento jurídico. Acusó a los secesionistas de haber «ignorado los derechos de la mayoría social no independentista» y de generar una «fractura social». Consideró que la sentencia llega en «los estertores de una etapa superada» ante el «naufragio» de un proceso secesionista e hizo por ello un llamamiento para abrir una nueva fase «de convivencia» mediante el diálogo, siempre dentro de la Constitución.

Sánchez, que ayer mismo llamó por teléfono a los líderes del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, respectivamente para abordar unidos las repercusiones que pueda tener la sentencia, advirtió de que el Gobierno cuenta «con todas las atribuciones» para garantizar la convivencia y la seguridad en Cataluña «sin excluir ninguna posibilidad».

Casado exigió a Sánchez un compromiso claro de que no habrá indultos y planteó recuperar las competencias penitenciarias transferidas a Cataluña para evitar incumplimientos de condenas. En el mismo sentido se expresó Albert Rivera, quien dijo que «se ha hecho justicia» y advirtió de que estará vigilante para que no haya privilegios a los condenados. Pablo Iglesias señaló, por su parte, que las palabras de Sánchez indican que «quiere «gobernar con el PP» y afirmó que «en España se indultó a los terroristas Barrionuevo y Vera, al jefe del golpe de Estado del 23F, Alfonso Armada, y el Supremo llegó a pedir el indulto a Tejero».

Comentarios

Sánchez ofrece diálogo, pero descarta indultos