La UE, Francia y Alemania evitan pronunciarse y reducen la sentencia a un problema interno

Exteriores reúne a los diplomáticos extranjeros y asegura que «el secesionismo ha fracasado»

Josep Borrel e Irene Lozano explicaron la trascendencia del fallo del Supremo al cuerpo diplomático
Josep Borrel e Irene Lozano explicaron la trascendencia del fallo del Supremo al cuerpo diplomático

La Comisión Europea y los Gobiernos de Francia y Alemania mostraron este lunes su respeto por la sentencia del Tribunal Supremo e indicaron que el conflicto catalán debe resolverse acorde a la legalidad española.

La Comisión, según recoge Efe, explicó que mantiene su posición sobre el proceso independentista catalán, no se pronunció sobre el fondo de la sentencia y reiteró que la crisis en Cataluña debe resolverse de acuerdo al orden constitucional español.

La portavoz jefa de la Comisión, Mina Andreeva, señaló: «La Comisión Europea no comenta las decisiones de los tribunales nacionales. Sobre este asunto, nuestra posición es bien conocida y no ha cambiado. Esto es y sigue siendo un asunto interno de España, que debe resolverse de acuerdo a su orden constitucional». 

Confianza de Francia

«Las autoridades francesas tienen confianza en la capacidad de las autoridades españolas para superar las tensiones aparecidas en Cataluña, dentro del respeto al Estado de derecho y a la democracia», señaló la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores francés.

El Ejecutivo alemán declinó comentar la sentencia, aunque recordó la convicción del Ejecutivo de Berlín de que toda solución al conflicto catalán debe producirse en el marco legal y constitucional español.

En cambio, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha afirmado que el sistema político español «necesita un cambio urgente».

 Labor diplomática del Gobierno

Por su parte, el Gobierno trasladó este lunes a representantes del cuerpo diplomático de varios países, entre ellos embajadores, «el escrupuloso respeto y acatamiento» a la sentencia y subrayó que el fallo judicial supone una muestra de que «el secesionismo ha fracasado».

La secretaría de Estado de la España Global explicó que este lunes por la tarde invitó a miembros de la diplomacia acreditada en España a una «sesión informativa». En la reunión, desarrollada en el Ministerio de Asuntos Exteriores, la secretaria de Estado, Irene Lozano, explicó a los diplomáticos presentes que con la sentencia se inicia un nuevo ciclo en el que es necesaria una «apuesta por la convivencia», siempre «dentro de la Constitución y del respeto a la ley». El encuentro fue cerrado por el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. 

Comentarios

La UE, Francia y Alemania evitan pronunciarse y reducen la sentencia a un problema interno